Este miércoles se celebra el Día Mundial del Piano

Se instauró el 2015, promovido por el pianista alemán Nils Frahm. Coincide con el Día del Joven Combatiente.

Por SEBASTIÁN GÓMEZ MATUS / Foto: ARCHIVO

Habría que aceptar, para no seguir engañándonos, un Día del Joven Neoliberal Hipster. Sería justo y de alguna manera reflejaría la realidad en la que vivimos. El Día Mundial del Piano es una conmemoración reciente y esta misma idea de conmemoración tipo “día de tal cosa” es un gesto asaz sintómatico de la posmodernidad. El piano, tal y como lo conocemos, derivado de anteriores instrumentos de cuerda, fue inventado en el siglo XVIII por Bartolomeo Cristofori, quien pudo haber inventado la conmemoración el mismo día que definió el instrumento-padre.

El otro día fuimos con Antonia al Banco BICE de Teatinos con Huérfanos y al entrar vimos un piano cubierto por un cuero café que rimaba con algunas paredes y la luz del sol, que descansaba sobre el cuero. Nos llamó la atención que hubiera un piano en el hall de tamaño edificio. Quizá lo ocupan para eventos, pero también podríamos decir que hay un piano a disposición. Incluso que hay un piano tomando sol. ¿Por qué nadie lo toca, por qué nadie está tocándolo? Habría que hacer algún tipo de acción conmemorativa del instrumento, justo hoy, el Día del Joven Combatiente.

¿Qué relación hay entre un piano, un joven combatiente y un miércoles? Se me viene a la cabeza la imagen de Adrien Brody tocando en “El pianista”, película del morbo por antonomasia, donde la nieve en el fondo es ceniza, y ya sabemos que los miércoles son ceniza pura.

En el Día Mundial del Piano y el Día del Joven Combatiente, al mediodía vi una barricada en lo que se llama “la isla” o “el islote” del bandejón para cruzar del Telepizza al Metro Baquedano. Un fuego meramente representacional. El Joven Combatiente no se veía por ninguna parte, salvo humo y pacos haciendo del tráfico un embotellamiento a propósito. Nadie puede dirigir tan mal el tránsito, salvo Carabineros de Chile, que no tiene dedos para el piano. Ojalá que no pase nada grave hoy en las poblaciones de Santiago de “Chicle”.

Uno de los instrumentos más sofisticados a la vez que expandidos, el piano en realidad es un instrumento de lujo. Un instrumento de clase. Esto no significa que haya que “deconstruir” el piano ni destruirlo con un hacha, como hace Harvey Keitel en la película “El piano”, dirigida por Jane Campion.

Hay documentales sobre el Día del Joven Combatiente. En ninguno se ve a un joven combatiente tocar un piano. Seguro los hay que tocan. Ojalá que no sea un día tan mediatizado, es decir, tan sistemáticamente absurdo.

Rememorar es una lógica, conmemorar otra. Está la teoría benjaminiana de la remembranza. ¿Cuál es la lógica en la que queremos vivir? Celebrar es una, como escribió Juarroz: “Celebrar lo que muere, ¿hay otra senda para celebrar lo que vive?”.