EURO 2020: Inglaterra no puede en un clásico centenario

El equipo de Gareth Southgate no respondió a su favoritismo, igualando 0-0 con Escocia y mostrando un preocupante nivel. 

Por JOSÉ ROGGERO

Si hay rivales que se conocen como la palma de la mano, son Inglaterra y Escocia. No por nada han disputado 115 partidos, el primero de ellos en 1872, lo que las convierte en las selecciones más antiguas en la historia del fútbol.

Por eso poco importa que en estos casi 150 años Inglaterra haya ido estirando la distancia con su rival y empinándose entre las mejores oncenas del mundo. Cuando se enfrentan, todo eso queda en nada. 

Algo de eso se vio hoy en Wembley. Pese a todo su favoritismo, a Inglaterra le costó dominar a un rival que enfrenta este duelo con los dientes más que apretados, chirriantes. Cada vez que entran a lidiar contra los ingleses, los escoceses lo hacen invocando a ídolos como Dalglish, Law, Johnstone, Jordan, Strachan, o Souness, todos de su época de oro, cuando entre 1974 y 1990 clasificaron a cinco mundiales consecutivos. 

Los dirigidos por Steve Clarke complicaron a una oncena acostumbrada a penetrar con frecuencia el área rival. En el primer tiempo los ingleses solo tuvieron una ocasión de gol, cuando un cabezazo del central Stones se estrelló en el palo izquierdo escocés. Estos, a su vez, respondieron con un derechazo de O’Donnell que fue desviado apenas por el portero inglés Pickford.

Más allá de eso, poco y nada de atractivo. 

Los habitualmente talentosos Mount, Sterling, Kane y Foden fueron desconectados por rivales con los que se topan a rato en la Premier League, como McTominay, del Manchester United; Robertson, del Liverpool; Gilmour, del Chelsea y Tierney, del Arsenal. 

El partido no varió de tono en los 90 minutos. Inglaterra intentaba y Escocia la frenaba. Pero no se conformaba con eso. Cada vez que podía avanzaba decidida. 

La última ocasión de gol fue para escocia. Un centro desde la derecha fue rematado con violencia por Dykes al segundo palo de Pickford, que ya estaba vencido. Cuando todos gritaban el gol, apareció en la raya el moreno defensor Reece James para despejar. 

Frustrante actuación la de Inglaterra. Queda igualada en la cima del grupo D junto con la República Checa, con 4 puntos. Pero la diferencia de gol favorece a esta última, por lo que, si desea pasar primera a octavos de final, en su último partido de la primera fase deberá ganar obligadamente a un rival de mucha solidez. Y ni pensar si pierde y Escocia o Croacia llegan a cuatro puntos. Podría avanzar a octavos de final, sí, pero como uno de los cuatro mejores terceros.

Frustrante para una selección que llegó entre las favoritas y que con su solitario tanto ante Croacia destine en una Eurocopa de muchos goles.    

Mister Southgate, el estratega inglés, tiene mucho que analizar. 

PORMENORES

Eurocopa 2020, primera fase, grupo D

Estadio: Wembley, Londres.

Árbitro:  Antonio Mateu Lahoz (España)

INGLATERRA (0): Pickford; James, Stones, Mings, Shaw; Rice, Phillips; Foden (62’, Grealish), Mount, Sterling; Kane (73’, Rashford).  

ESCOCIA (0): Marshall; McTominay, Hanley, Tierner; O’Donnell, McGinn, Gilmour 75’, Armstrong), McGregor, Robertson; Dykes, Adams (85’, Nisbet).  

GOLES: no hubo.    

TARJETAS AMARILLAS: en Escocia, McGinn y O’Donnell.