Eurocopa: checos y eslovacos celebraron en el debut

República Checa le ganó a Escocia después de más de diez años y Eslovaquia dio cuenta de una Polonia cada vez más devaluada, con un gol de un compañero de Alexis y Vidal en el Inter.

Por SERGIO ANTONIO JEREZ

La primera vez que sorprendía a polacos y eslovacos enfrentándose en un torneo de importancia –léase Mundial o Eurocopa- marcaba cierto equilibrio en las estadísticas, con cuatro triunfos para Eslovaquia, tres para Polonia y un empate. Y esta vez la victoria estuvo del lado de los dirigidos por Stefan Tarkovic, que sentaron su presencia en el Saint Petersburg Stadium, la casa del Zenit ruso.

En un partido con predominio de los eslavos, el tablero marcador se movió a los 18’, cuando un remate de Mak dio en el palo y luego rebotó en la espalda del meta Wojciech Szczesny, que juega en la Juventus, para establecer el 1-0.

Parecía cosa fácil para Eslovaquia, que siguió siendo mejor que su rival, pero en el fútbol nada puede predecirse con certeza. Recién reanudada la brega, Karol Linetty anotó el tanto del equilibrio y todo volvió a los comienzos.

Sin embargo, nadie contaba con Milan Skriniar. El defensa central, compañero de Alexis Sánchez y Arturo Vidal en el Inter de Milán, clavó un derechazo a los 69’, en un córner servido por el veterano Marek Hamski.

Así, con un hombre de ventaja, además, por la expulsión del volante polaco Grzegorz Krychowiak, Eslovaquia construyó sin muchos problemas su victoria, en la segunda aparición en una fase final de la Eurocopa.

PORMENORES

Estadio: Saint Petersburg Stadium.

Árbitro: Ovidiu Hategan (Rumania).

Polonia (1): W. Szczesny; B. Beresznski, K. Glik, J. Bednarek; G. Krychowiak; K. Joswiak, M. Rybus, M. Klich, K. Linetty; R. Lewandowski, P. Zielinski. DT: Paulo Sousa. Cambios: 74’, T. Puchacz por Rybus y P. Frabkowski por Linetty; 85’, J. Moder por Klich y K. Swiderski por Zielinski.

Eslovaquia (2): M. Drubavka; P. Pekarik, L. Satka, M. Skriniar, T. Hubocan; J. Kucka, J. Hromada; L. Haraslin, M. Hamsik, R. Mak; O. Duda. DT: Stefan Tarkovic. Cambios: 79’, M. Koscelnik por Pekarik y p. Hrosovsky por Hromada; 87’, M. Duris por Haraslin y T. Suslov por Mak; 90+1’, J. Gregus por Duda.

Goles: 18’, autogol de Wojciech Szczesny (E); 46’, Karol Linetty (P); 69’, Milan Skriniar (E).

Tarjetas amarillas: Krychowiak (P); Hubocan (E).

Expulsado: 62’, Grzegorz Krychowiak, doble amarilla (P).

LA VENGANZA CHECA

La última vez que República Checa le había ganado en partidos oficiales a Escocia fue en octubre de 2010. Después vinieron un empate y tres derrotas. Por eso había afán de desquite en las huestes que conduce Jaroslav Silhavy y aunque los checos hicieron méritos, gran parte de su victoria se la deben al meta del Sevilla, Tomas Vaclik, que redondeó una gran actuación, salvando a su equipo en momentos clave.

Al otro que deben rendirle pleitesía es al delantero compañero de Charles Aránguiz en el Bayer Leverkusen alemán, Patrick Schik. El atacante de 25 años, que había marcado seis goles en diez partidos con la camiseta de su selección, se mandó un doblete que liquidó las ilusiones escocesas. De hecho, el segundo tanto fue una joya, porque remató de la mitad de la cancha con el arquero Marshall adelantado.

PORMENORES

Estadio: Hampden Park, Glasgow.

Árbitro: Daniel Siebert (Alemania).

Escocia(0): D. Marshall; J. Hendry, G. Hamley, L. Cooper; S. O’Donnell, J. McGinn, S. McTominay, S. Armstrong, A. Robertson; L. Dykes, R. Christie. DT: Steve Clarke. Cambios: 46’, C. Adams por Christie; 67’, C. McGregor por Hendry y R. Frraser por Armstrong; 79’, J. Forrest por O’Donnell y K. Nisbet por Dykes.

República Checa (2): T. Vaclik; V. Coufal, O. Celustka, T. Kalas, J. Boril; A. Kral, T. Soucek; L. Masopust, V. Darida, J. Jankto; P. Schick. DT: Jaroslav Silhavy. Cambios: 67’, T. Holes por Kral; 72’, A. Hlozek por Jankto y M. Vydra por Masopust; 87’, M. Krmencik por Schick y P. Sercik por Darida.

Goles: 42’ y 52’, Patrick Schick (RCH),

Tarjetas amarillas: No hubo.