Eurocopa: la vida le da una nueva chance a Cristiano Ronaldo

Un mediocre Portugal ganó hoy agónicamente a Croacia y se instaló en cuartos de final del torneo. También pasaron Gales y Polonia, esta última tras doblegar en definición a penales a Suiza.

Otros tan buenos como él nunca aspiraron a mucho con sus selecciones. Así pasaron por el fútbol el norirlandés George Best, el finlandés Jari Litmanen y, no hace mucho, el galés Ryan Giggs. Sabían que jamás llegarían a un mundial y se conformaron con sus hazañas individuales.

No es el caso de Cristiano Ronaldo. Nacido en un país de tradición futbolística, no le basta con su reinado en el Real Madrid ni su porfiada lucha por hacerle sombra a Lionel Messi. Él quisiera alguna vez alzar alguna copa, europea o mundial, con los colores lusitanos.

Pero parece que no podrá ser. No por su falta de empeño, sino que por la impensada falta de categoría de sus compañeros. La tradicional técnica portuguesa hoy es una máscara que oculta un rostro deformado. Un pálido remedo de las grandes selecciones lusas de los años 60 o de la última generación dorada de la primera década de este siglo.

Hoy el equipo dirigido por Fernando Santos hizo poco y nada para instalarse en cuartos de final de la Eurocopa. Con algo más de convencimiento luego de haber dejado a España segunda en su grupo, Croacia puso más ganas y las pocas ocasiones de gol le pertenecieron. Incluso pudo ganar en el minuto 116 del alargue cuando el portero Rui Patricio frustró un gol seguro y surgió un contragolpe que acabó en el tanto de la clasificación convertido por Ricardo Quaresma.

Ahora enfrentará en cuartos de final a la Polonia de Lewandowski, que tampoco ha desplegado un juego como para disfrutarlo. Por el bien de los aficionados, ojalá que Cristiano Ronaldo logre enhebrarse con sus compañeros y saque a Portugal de su melancolía. Que al ritmo del fado no se avanza mucho en el fútbol.

Los polacos, entretanto, dejaron en el camino a la porfiada y multiétnica Suiza en definición a penales. Hubo igualdad 1-1 en los primeros 120 minutos de juego gracias a anotaciones de Jakub Blaszczykowski (39′) y Xherdan Shaqiri (82′), de chilena. En la definición desde los doce pasos Lewandowski y compañía fueron más certeros y vencieron 5-4 a los helvéticos.

Su próximo enfrentamiento contra Portugal no augura mucha calidad. Habrá en cancha dos selecciones de la medianía europea que seguramente saldrán a vigilarse mutuamente y a aprovechar algún descuido para seguir adelante en el torneo.

En un duelo anglosajón Gales superó 1-0 a Irlanda del Norte con un autogol del zaguero Gareth Mcauley (75´) y sigue manteniendo en la ensoñación a su máxima figura, Gareth Bale, uno que sí acudió a Francia a dar lo mejor. Es que él sabe que este regalo la vida no se lo dará dos veces.

El astro del Real Madrid y sus compañeros, un grupo solidario pero por sobre todo ambicioso, esperará en cuartos de final al ganador del partido de mañana domingo entre Hungría y Bélgica. Este último, pese a algunos desniveles, es uno de los pocos elencos que puede dar espectáculo en la Eurocopa.

La jornada dominical se completará con los duelos Francia-Irlanda y Alemania-Eslovaquia, donde galos y germanos deberían pasar gracias a su categoría, pese a que hasta el momento no han convencido plenamente.