Eurocopa: Suiza despachó al campeón por la ley penal

En un duelo de altos y bajos, los actuales monarcas planetarios no pudieron mantener la ventaja en el marcador y los helvéticos no sólo igualaron las cifras sino que además no fallaron en la definición por penales. El villano terminó siendo el menos esperado: Kylian Mbappé.

Por SERGIO ANTONIO JEREZ

Desde que nació el fútbol que existe una sentencia que no ha perdido vigencia: los partidos se ganan por un error del rival o un acierto propio. Vaya detalle. Y le agregamos otro que apunta que si se pierde un gol ante el arco contrario, seguro sufres uno en meta propia. Todo esto porque bastó una jugada para que toda la historia de este Francia-Suiza cambiara completamente.

Le cuento. Suiza ganaba 1-0 con un cabezazo de Haris Seferovic en un centro de Zuber, cuando se cumplía recién el minuto 15. Y de allí en más los helvéticos dominaron el trámite, ante un equipo francés –el último campeón del Mundo- que parecía que tantos logros le quitaron el hambre. Todo lo contrario de los dirigidos de Vladimir Petkovic, que no contentos con la mínima ventaja seguían poniendo esfuerzo y ganas para asegurar el paso a los cuartos de final.

Así, llegó el minuto 53’. La jugada que cambiaría el final de la película. Penal de Pavard a Zuber y la opción del 2-0 para Suiza. Sin embargo, el especialista, el nacido en Zurich y de madre chilena Ricardo Rodríguez, no puede con la reacción del meta Hugo Lloris que para su lanzamiento.

Apenas tres minutos después, la envalentonada Francia, que sentía que tenía una segunda oportunidad, logra igualar las cifras con Karim Benzema aprovechando un pase entre líneas de Mbappe. Y dos minutos después, el mismo Benzema culmina una jugada colectiva, con Mbappe y Griezmann, y sella el vuelco. Claro, después vino otra joya de Paul Pogba que mete un derechazo colocado a un rincón desde fuera del área y alarga la ventaja a los 74’.

Pero, a los 80’, surge otro dicho, aunque no futbolero, por cierto: no está muerto quien pelea. Y lo recordó Haris Seferovic, anotando otra vez de cabeza, en un centro de Mbabu, para achicar las cifras. Y lo confirmó Mario Gavranovic a los 90’, liquidando certeramente un pase en profundidad de Xhaka. Un 3-3 en el tablero y al alargue, señores.

Sí, usted dirá: esta película ya la vi. Cierto, porque más temprano también hubo alargue entre España y Croacia, ya que terminaron 3-3 en tiempo reglamentario y luego que los croatas remontaran un 3-1 en contra. En esa ocasión, los españoles se impusieron en el agregado 5-3. Sólo que esta vez el final se escribiría de otra manera: desde los doce pasos.

Y en esa instancia falló el menos esperado: Kylian Mbappé terminó siendo el villano luego que el meta Summer atajara su lanzamiento, el último de la serie de cinco.

Suiza jugará con España este viernes y así cómo se ha dado esta Eurocopa, será un duelo sin pronósticos.

PORMENORES

Eurocopa, octavos de final.
Estadio: Arena Nationala, Bucarest.
Árbitro: Fernando Rapallini (Argentina).

Francia (3): H. Lloris; R. Varante, C. Lenglet, P. Kimpembe; B. Pavard, P. Pogba, N. Kanté, A. Rabiot; A. Griezmann; K. Benzema, K. Mbappé. DT: Didier Deschamps. Cambios: 46’, K. Coman por Lenglet; 86’, M. Sissoko por Griezmann; 94’, O. Giroud por Benzema; 111’, M. Thuram.

Suiza (3): Y. Sommer; N. Elvedi, M. Akanji, R. Rodríguez; S. Widmer, R. Freuler, G. Xhaka, S. Suber; X. Shaqiri, H. Seferovic, B. Embolo. DT: Vladimir Petkovic. 73’, K. Mbabu por Widmer y M. Gavranovic por Shaqiri; 79’, C. Fassnacht por Zuber y R. Vargas por Embolo; 86’, A. Mehmedi por Rodríguez; 96’, F. Schar por Seferovic.

Goles: 15’ y 80’, Haris Seferovic (S); 56’ y 58’, Karim Benzema (F); 74’, Paul Pogba (F); 90’, Mario Gavranovic (S).

Tarjetas amarillas: Varane, Pavard (F); Elvedi, Rodríguez, Xhaka, Akanji (S).

Incidencia: 53’, Hugo Lloris (F) ataja penal a Ricardo Rodríguez.

Definición por penales: para Francia, Pogba, Giroud, Thuram y Kimpembe, falló Mbappé; para Suiza, Gavranovic, Schar, Akanji, Vargas y Mehmedi.