Everton aprovechó las ausencias de Audax

Cinco titulares faltaron en la oncena itálica y eso constituyó una ventaja enorme para los viñamarinos, que vencieron por tres a uno.

Por JULIO SALVIAT / Fotos: PHOTOSPORT

Entre los expulsados en el partido con la UC y las lesiones, Audax Italiano se presentó en Viña del Mar con medio equipo titular ausente. Cinco jugadores decisivos en su funcionamiento que quedaron mirando, algunos tomando mate: los centrales Carlos Labrín y Fabián Torres, los volantes Marcelo Díaz y Fernando Juárez, además de su goleador, Gonzalo Sosa.

Con ese conjunto desmembrado, lleno de entusiastas suplentes, los itálicos hicieron lo que pudieron, resistieron con entusiasmo y se las ingeniaron para irse al descanso con el marcador igualado a uno, luego de aprovechar la única situación de gol que pudo gestar y de saborear un increíble desperdicio de Sebastián Sáez, que elevó su disparo desde el área chica y sin obstáculos al frente.

Pero no pudieron mucho más. En los minutos finales, Everton aprovechó el agotamiento del conjunto capitalino y estructuró un merecido tres a uno.

Alentados por la igualdad, en el primer cuarto de hora después del descanso los itálicos se acercaron al arco evertoniano más que en todo el primer tiempo. Hasta pudieron ponerse en ventaja cuando, en un corner, Bastián Tapia ganó en el salto y su cabezazo hizo que la pelota se estrellara en un poste.

La influencia de Juan Cuevas, que reemplazó a Jorge Espejo al iniciarse el segundo período, aún no se notaba. Pero después, sí. Tomó decididamente las riendas del equipo, soportó una infinidad de faltas, anotó un golazo y terminó siendo determinante en el destino del encuentro.

Diego Monreal, otro reemplazante, tuvo el empate con un cabezazo y entre Alejandro Henríquez y Rodrigo Echeverría salvaron un gol inminente de Riveros. Pero un error imperdonable de Joaquín Muñoz selló el partido: controló mal un balón que le entregó un compañero y permitió que Lautaro Pastrán lo trabara y anotara sin problemas.

Fue un encuentro entretenido, en todo caso, y la victoria premió al que pudo contar con su mejor contingente.

Para Francisco Meneghini este partido era muy especial, porque el 2020 fue el técnico, justamente, de su rival de esta noche, Audax Italiano.

PORMENORES

Campeonato nacional, sexta fecha.

Estadio: Sausalito, de Viña del Mar.

Público: 3.000 espectadores, aproximadamente.

Árbitro: Manuel Vergara.

Everton (3): F. Torgnascioli; F. Campos, R. Echeverría, D. Oyarzún; J. Espejo, B. Berríos, A. Madrid, L. Montes, C. Riquelme; S. Sáez y M. Campos. DT: Francisco Meneghini. Cambios: 46’, J. Cuevas por Espejo y A. Henríquez por Riquelme; 74’, D. Monreal por Pereira; 81’, L. Pastrán por Montes; 90’, C. Medina por Sáez.

Audax Italiano (1): J. Muñoz; N. Fernández, S. Pereira, O. Bosso, B. Tapia, R. Cereceda; M. Collao, G. Ríos, M. Sepúlveda; M. Fuentes y L. Riveros. DT: Rodrigo Villalonga. Cambios: 57’, E. Matus por Cereceda; 74’, G. Hachen por Ríos; 90’. G. Álvarez por Collao.

Goles: 16’, Matías Campos (E); 45+2’, Luis Riveros (AI); 85, Juan Cuevas (E); 90+7, Lautaro Pastrán (E).

Tarjetas amarillas: Oyarzún, Espejo y Riquelme (E); Fernández, Matus y Bosso (AI).