Everton defendió la banca con dientes y muelas

En un partido que tenía controlado, tras la expulsión de Braian Martínez el elenco ruletero sufrió más de la cuenta, pero aguantó las arremetidas de Deportes Copiapó, con gran actuación de su arquero Ignacio González.

Por SERGIO ANTONIO JEREZ / Fotos: ANFP

Se ha dicho hasta la saciedad, tanto que parece majadero decirlo, pero la sentencia está siempre vigente: en el fútbol los detalles son mucho más importantes que los que uno pudiera imaginar.

Everton tenía un pasar casi tranquilo, en especial tras la apertura de la cuenta –cabezazo de Madrid en un córner de Villagrán a los 34’-, llegando masivamente a la zona defensiva de Deportes Copiapó, con el meta visitante interviniendo más allá de lo previsto, aunque las dos ocasiones más claras se las había agenciado el colista, pero el meta Ignacio González –como todo el encuentro y en especial en la última media hora- no estaba para sorpresas.

Pero cuando parecía que los ruleteros podían en cualquier momento aumentar su ventaja, vino la jugada que lo cambió todo: agarrón de Jaime, sin balón, a Braian Martínez y el argentino que reacciona lanzando un puntapié –al aire, porque no tocó al volante y capitán del elenco copiapino, pese a que éste cayó al piso como si le hubieran dado un balazo- y se llevó la roja directa.

Bueno, el reglamento dice “dar o intentar dar un golpe al rival”. Nada que hacer, más allá de la actuación teatral de Jaime, digna de un Oscar de la Academia.

Lo cierto es que a partir de ese momento el partido fue otro, muy, pero muy distinto.

Ivo Basay intentó un revulsivo der aquellos haciendo cuatro cambios simultáneos, en el afán de dar vuelta el marcador y conseguir su primera victoria como visitante. De hecho, ingresaron dos delanteros centro, con lo que tenía a tres –sumando a Quinteros- para superar la esforzada defensa evertoniana.

Y la pelota fue, volvió y de nuevo fue, a la zona defensiva local. Pero allí se erigieron como una muralla infranqueable Asta-Buruaga, Oyarzún y, en especial, el arquero Ignacio González, para abortar una y otra vez los intentos del visitante.

Al final, prevaleció el esfuerzo de los ruleteros que lograron defender el 1-0 con más pundonor que fútbol, ante un rival que hizo méritos para conseguir algo diferente, pero que careció de certeza y tranquilidad en el último tramo.

Dos que entraron en el segundo tiempo: Yerko González (20), quien no logró hacer la diferencia, y Mitchel Wassenne (15), que tuvo una ocasión de aumentar la cuenta, pero no estuvo fino.

PORMENORES

Campeonato Nacional, fecha 13.

Estadio: Sausalito de Viña del Mar.

Árbitro: Nicolás Gamboa.

Everton (1): I. González; F. Campos, T. Asta-buruaga, D. Oyarzún, C. Riquelme; K. Méndez, F. Villagrán, A. Madrid; F. Martínez, M. Campos, B. Martínez. DT: Esteban Solari. Cambios: 710, E. Ramos por F. Martínez; 82’, M. Wassenne por Méndez; 90+5’, B. Betancor por M. Campos.

Deportes Copiapó (0): R. Leyton; B. Nieto, N. Vargas, D. García, F. Calisto; B. Soto, J. Jaime, J. Luna; F. Reynero, M. Quinteros, F. Torres. DT: Ivo Basay. Cambios: 46’, M. Medel por Soto; 59’, Y. González por Nieto, Y. Oyanedel por Calisto, I. Díaz por Reynero y T. Figueroa por Torres.

Gol: 34’, Álvaro Madrid (EV).

Tarjetas amarillas: Villagrán y Ramos (EV); Soto, Jaime, González y Díaz (DC).

Expulsado: 52’, Braian Martínez (EV).