Everton dejó a Católica sin Copa Chile

Luego de un gran arranque de los ruleteros ante una UC que nuevamente entró dormida, se dio una de las grandes sorpresas del certamen. El 2-0 que consiguió Everton refleja lo ocurrido en San Carlos.

Por MATÍAS ALCÁNTARA

Con mucha justicia Everton se transformó en cuartofinalista de la Copa Chile en San Carlos de Apoquindo. Viajó a Santiago después de empatar sin goles en Sausalito y desde el comienzo mostró decisión para buscar la clasificación. Roberto Sensini impusló a sus dirigidos a presionar en campo contrario y a encarar a una joven retaguardia que volvía a la línea de tres y que tenía a sus espaldas a un arquero que si bien había destacado en su reciente debut -gracias a la tanda de penales ante Iquique-, cumplía su primer partido como titular.

De inmediato Everton tuvo premio, porque a los cinco minutos encontró a Maxi Cerato por la izquierda y prácticamente sin ángulo sorprendió al joven Vicente Bernedo, que vio cómo el balón llegaba a la red luego de pasar entre sus piernas.

A esas alturas, pero en la llave anterior, Iquique le había marcado dos goles a la UC, por lo que comienza a transformarse en tendencia ver a Católica entrando dormida a la cancha. En esta oportunidad el equipo de Poyet no tuvo reacción, ni siquiera después del segundo gol ruletero, que llegó con un frentazo de Rodrigo Echeverría que sorprendentemente se encontró sin marca en un tiro de esquina (32`).

Lejos de conformarse con la ventaja, al menos en el primer tiempo, Everton intentó abrochar la llave con un tercer tanto, pero en la más clara Bernedo lo evitó con una buena contención en un tiro libre. Mientras tanto los ataques de Católica brillaban por su ausencia. El meta Torgnascioli parcticamente no intevino en los primeros cuarenta y cinco minutos.

En el complemento Poyet modificó a cuatro hombres en el fondo y con tres cambios en la reanudación: Rebolledo, Silva y Leiva. Pero la UC no logró generar peligro y conforme pasaban los minutos se encontraba con un equipo cada vez más interesado en conservar el marcador. 

Finalmente los esfuezos cruzados fueron estériles, porque llegadas de real peligro casi no registró. Sí muchas aproximaciones. Algo que como balance general debe preocupar en San Carlos de Apoquindo, sumado a las facilidades que han ofrecido en el fondo, porque los siguientes tres partidos de la UC serán contra Palmeiras, Colo Colo y Palmeiras, en ese orden.

Everton espera al ganador de la llave entre O´Higgins y Ñublense (1-1 en la ida).

Pormenores:

Pormenores:

Copa Chile, octavos de final, partido de vuelta.

Estadio San Carlos de Apoquindo

Árbitro: Eduardo Gamboa.

Universidad Católica (0): Bernedo; Asta-Buruaga, Salomón (46`, Rebolledo), Huerta; Fuenzalida, Saavedra, Aued (46`, Silva), Parot (83`, Finch); Gutiérrez, Buonanotte (46`, Leiva); Zampedri. DT: Gustavo Poyet.

Everton (2): Torgnascioli; Medina (74`, Ibacache), Oyarzún, Pereira, Zúñiga; Díaz, Echeverría (86`, Madrid), Berríos (86`, Moya); Cerato (59`, Bravo), Cuevas, Capos López (74`, Robles). DT: Roberto Sensini.

Goles: 0-1: 5`, Maximiliano Cerato (E); 0-2: 32`, Rodrigo Echeverría (E).

Tarjetas amarillas: Zampedri, Silva, Leiva y Saavedra (UC); Zúñiga, Berríos, Campos Toro y Robles (E).