Ex alcalde de Puerto Natales quedó en prisión preventiva

José Paredes, militante de la UDI, está imputado por los delitos de cohecho y violación de secretos.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

El ex alcalde de Puerto Natales, José Fernando Paredes Mansilla, quedó en prisión preventiva tras ser formalizado en el Juzgado de Garantía de dicha comuna, imputado por los delitos de cohecho y violación de secretos, en el marco de la investigación del caso llamado “Luminarias LED”.

Además de alcalde, Paredes Mansilla ha ocupado el cargo de presidente regional de la Unión Demócrata Independiente (UDI) y de presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades.

Tras la investigación a cargo de la fiscal regional de Ñuble, Nayalet Mansilla Donoso, encargada nacional de este tipo de casos, también fue formalizado Andrés Matulich Silva, encargado de las luminarias del municipio, a quien se le aplicó, igualmente, la medida cautelar de prisión preventiva.

Los fiscales Sebastián González Morales, de Puerto Natales, y Paulina Valdebenito Sanders, de Chillán, expusieron en la audiencia que duró 12 horas que Marcelo Lefort Hernández, gerente general de Itelecom y formalizado en esta arista por soborno, desde 2019 “ofreció dinero a varios funcionarios públicos de la Municipalidad de Puerto Natales, de manera directa o a través del imputado Cristian Ureta Bravo, para que aquellos, con infracción de los deberes de sus respectivos cargos, realizaran conductas ilícitas con la finalidad de favorecer a las empresas señaladas, en el marco de los procesos de licitación pública para el recambio masivo del alumbrado público a tecnología LED”.

De todo esto estaban en conocimiento Ricardo Rodríguez Bizama, gerente comercial, y Pedro Guerra Guerrero, gerente de ventas, los que fueron formalizados por soborno, al igual que Ureta.

También se formalizó por el delito de soborno a Cristián Seit Rojas, quien ejercía como jefe técnico de GO+ Negocios Públicos, perteneciente al holding Itelecom.

Tanto Ureta como Seit quedaron con la medida cautelar de arresto domiciliario total, al igual que Lefort, mientras que a Rodríguez y Guerra se les aplicó el arresto domiciliario nocturno, mientras duren los 90 días de plazo que tiene la Fiscalía para su investigación.