Ex presidente francés Nicolas Sarkozy fue condenado, pero muy “a la chilena”

No pasará un día tras las rejas, porque estará con arresto domiciliario y portando un brazalete electrónico.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

A la chilena cumplirá su pena el ex presidente de Francia Nicolas Sarkozy, quien fue condenado a tres años de cárcel por actos de corrupción después de haber ejercido su mandato. Y esto porque el tribunal galo dictaminó que el ex mandatario podrá cumplir la pena en arresto domiciliario y portando un brazalete electrónico.

El ex presidente había sido condenado en primera instancia en marzo de 2021 a tres años de cárcel, dos de ellos exentos de cumplimiento, por un delito cometido en 2014, dos años después de abandonar el poder, cuando, según la sentencia, utilizó su influencia para obtener beneficio en otra causa.

Sarkozy es el primer ex jefe del Estado francés condenado a una pena de prisión efectiva, que dado el dictamen igual no cumplirá.

Vestido de gris, con semblante serio, Sarkozy, retirado de la primera línea política desde 2016, pero muy influyente entre los conservadores franceses, asistió a la lectura del veredicto en el palacio de Justicia de París, que abandonó sin hacer declaraciones.

Su abogada, Jaqueline Laffont, calificó el fallo como “desconcertante”. Dijo que estaba destinado a dar “lecciones morales, pero no de derecho”.

La abogada confirmó que de todos modos recurrirán a la Corte Suprema y llegarán “hasta el final” para demostrar la inocencia del ex presidente.