Fallece Luis Torrejón, histórico ingeniero de la música chilena

A los 88 años y luego de un prolongado período con problemas de salud, el reconocido profesional que grabó más de 11.800 discos durante su extensa carrera, ha dejado de existir. Torrejón trabajó con valores nacionales como Violeta Parra, Víctor Jara, Los Mac´s y Los Ramblers e, incluso, grabó con Pablo Neruda. Su partida ha generado revuelo y tristeza en la escena de la música chilena.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

Oriundo de Valparaíso, estudió en el Liceo Eduardo de la Barra de la ciudad puerto, para luego graduarse como ingeniero eléctrico en la Universidad Federico Santa María. Inclusive jugó fútbol en las divisiones inferiores del club Santiago Wanderers. Como joven con muchas inquietudes, Luis Torrejón siempre tuvo inclinación a la electrónica y a la música.

A finales de los ’50 se traslada hasta Santiago, contratado por la disquera RCA Víctor. Ante la ausencia del sonidista de turno en uno de los estudios de grabación, le correspondió un día asumir dicha responsabilidad y comenzó a desempeñar el rol de ingeniero en cada uno de los discos que se registraban en la empresa.

Con el transcurrir de los años llegó a ser uno de los profesionales más destacados de la industria chilena. Grabó una cantidad impresionante de discos con artistas como Víctor Jara, Los Ramblers, Cecilia, Gloria Benavides, José Alfredo Fuentes y Gloria Simonetti. Muchos de ellos pertenecían a populares movimientos como La Nueva Ola y La Nueva Canción Chilena. Inclusive fue quien grabó “El rock del mundial”.

Las circunstancias lo llevaron a trabajar asimismo con la cantante popular Violeta Parra. Torrejón fue quien registró “Las últimas composiciones”, en una época en que la fabricación de discos era de gran manufactura. Las composiciones se grababan en tomas breves en el estudio y por lo general se hacían en varias sesiones, ya que los artistas agendaban grabaciones por hora. Día a día, las bandas y solistas que pasaban por los estudios de grabación, eran numerosos. El trabajo era totalmente análogo, con grabación a cinta, de forma manual.

Violeta estaba en Odeon y con este disco, se cambiaba de compañía. Por lo que la elección de grabar ese disco con Torrejón, fue particularmente de la artista. El ingeniero en diversas entrevistas ha señalado que Violeta no tenía grandes condiciones como cantante, pero su esencia que era el canto popular, la facultaba para desempeñarse como una buena intérprete. A partir de ese matiz, Luis Torrejón le dio énfasis a la voz de Violeta en el estudio.

En sus redes sociales, el destacado investigador de música popular, Cristofer Rodríguez, señaló sobre Torrejón: “Él pensaba que el técnico de grabación era también un autor, y en cierto modo estoy de acuerdo. Es el hombre tras la grabación de ‘El rock del mundial’, ‘Arriba en la cordillera’, ‘Doña Javiera Carrera’, ‘Gracias a la vida’, ‘La muerte de mi hermano’, ‘Si vas para Chile’, ‘Candombe para José’, ‘Te Recuerdo Amanda’, ‘El Séptimo de Línea’, etc. Grabó con inteligencia y sensibilidad gran parte de nuestro catálogo histórico. Muy amable y generoso en su conocimiento. Y, por si fuera poco, ayudó a recuperar algunos discos que en 1973 corrían peligro de ser quemados, pese a su posición política opuesta a la Unidad Popular. Un fundamental”.

Sus funerales se están llevando a cabo en la comuna de Puente Alto.