¡Faltó un abogado! La UC no tuvo defensa en Sao Paulo

Otra paliza para el fútbol chileno. Tras la derrota de Colo Colo en Porto Alegre, ahora los cruzados cayeron por el mismo marcador, 4-1, ante los paulistas en el Morumbí.

Por SERGIO ANTONIO JEREZ / Foto: AGENCIA UNO

Muchos decían que la llave había quedado sentenciado acá en San Carlos de Apoquindo, tras la victoria de Sao Paulo por 4-2 sobre Universidad Católica, el monarca actual del torneo chileno. Pero como en el fútbol siempre hay imponderables, los hinchas cruzados aún tenían una pequeña esperanza en una remontada histórica en el Morumbí paulista.

Pero de nuevo un equipo chileno mostró su fragilidad defensiva, porque Sao Paulo sentenció sin problemas la llave con un 4-1 rotundo -8-3 en el global-, mostrando una superioridad abismante que, incluso, pudo ser mayor en las cifras si no fuera porque el arquero Sebastián Pérez estuvo siempre atento, pese a los goles.

Tan fácil llegaba Sao Paulo al arco de la UC que desde el comienzo se vio que la ilusión de una remontada se iba a quedar en eso, una ilusión.

Ya a los 14’ Luciano confirmaba la ventaja del partido de ida aprovechando un centro de Patrick –una verdadera pesadilla para el fondo cruzado- y sin encontrar mayor oposición. Y cuando se iba el primer tiempo y la UC al menos estaba compitiendo por la hegemonía en el mediocampo, vino una mano casual de Diego Valencia en propia área y el árbitro venezolano Alexis Herrera dictaminó penal, tras revisar la jugada con el VAR. El veterano Eder no tuvo problemas desde los doce pasos.

Y si el 2-0 ya no daba pie para ilusionarse, a los 60’ Joao Moreira, que había reemplazado a Miranda, puso el 3 a 0, libre, sin marca, en otra desatención de la retaguardia cruzada.

De allí en más Sao Paulo no se esforzó demasiado y hasta se dio el lujo de mandar a la cancha a Rodriguinho, de 18 años, que a los 81’ anotó su primer gol como profesional, para desgracia de la UC que sólo pudo descontar a los 89’ cuando José Pedro Fuenzalida culminó una acción personal, aprovechando un rebote en un defensor luego de un remate de Fernando Zampedri.

Bajó el telón y adiós otra vez a la competencia internacional para un equipo chileno, como ya ha sido habitual en el último tiempo. Lo peor, pasando vergüenza, aplastado por el rival, sin recursos para merecer algo mejor.

PORMENORES

Copa Sudamericana, octavos de final.

Estadio: Morumbí, Sao Paulo.

Público: 47.000.

Árbitro: Alexis Herrera (Venezuela).

Sao Paulo (4): Jandrei; Diego, Miranda, Léo; G. Neves; Rafinha, Igor Gomes, Patrick, Welington; Luciano, Eder. DT: Rogerio Ceni. Cambios: 46’, Talles Costa por Igor Gomes y Joao Moreira por Miranda; 67’, Rodriguinho por Rafinha y Luizao por Patrick; 76’, E. Rigoni por Eder.

Universidad Católica (1): S. Pérez; T. Asta-buruaga, B. Ampuero, A. Parot; M. Núñez, I. Saavedra, C. Cuevas; G. Tapia, F. Orellana, D. Valencia; F. Zampedri. DT: Ariel Holan. Cambios: 30’, D. González por Cuevas; 46’, J. P. Fuenzalida por González; 71’, N. Paz por Parot; 79’, A. Astudillo por Tapia y F. Gutiérrez por Orellana.

Goles: 14’, Luciano (SP); 45+5’, Eder, de penal (SP); 60’, Joao Moreira (SP); 81’, Rodriguinho (SP); 89’, José Pedro Fuenzalida (UC).

Tarjetas amarillas: Eder (SP); Zampedri, Paz (UC).

Revisa el resumen del encuentro: