La policía polaca y la familia desmienten a joven que dice ser Madeleine Mc Cann

“Ella sólo busca fama, porque siempre soñó con ser cantante o modelo”, dicen en  un comunicado.

Por EL AGORA / Foto: ARCHIVO

La familia adoptiva de la joven polaca que asegura ser Madeleine Mc Cann, declaró sentirse “devastada” por esta situación, dando a conocer, además, que Julia Wendell arrastra tras de sí todo un historial de problemas que obligaron a someterla a muchas sesiones de terapias, medicación, sicólogos y siquiatras.

“Ella soñó siempre con ser modelo o cantante. Esto de declarar que ella es Maddie es sólo para encontrar esa fama que siempre buscó”, señala la familia polaca de Wendell.

De ser una estratagema, no cabe duda que Julia Wendell, de 21 años, lo logró, toda vez que, desde que declaró  ser Madeleine  Cann, desaparecida en 2007 en Praia da Luz, Portugal, los medios de comunicación de todo el mundo han estado pendientes del caso.

La familia de la chica polaca, frente al revuelo mediático que provocó la joven, dispuesta incluso a hacerse pruebas de ADN para demostrar que dice la verdad, emitió un comunicado en que desmienten la versión de Julia.

“Para nosotros, como familia, es obvio que Julia es nuestra hija, nieta, hermana, prima y sobrina. Tenemos recuerdos, tenemos fotos que así lo atestiguan”, señalan.

La nota fue replicada por el diario inglés “The Mirror”, donde se añade: “Estas fotos también las tiene Julia, porque las tomó de la casa familiar junto con el acta de nacimiento. Hemos tratado de entender todas las situaciones que pasan con ella, le hemos pedido que se detenga”.

A su vez, la policía polaca informó que Faustyna no es Madeleine. Paweł Noga, vocero de la Policía Provincial de Wroclaw, declaró al sitio polaco Gazeta que las diligencias efectuadas por el organismo contradicen las aseveraciones de Faustyna.

“La actuación de los policías en esta etapa contradice la versión presentada por esta mujer. Las actividades están en curso, pero ya se puede descartar que esta versión sea cierta”, señaló el comunicado.