Famoso periodista deportivo muere en el Mundial de Qatar y sospechan que fue asesinado

El estadounidense Grant Wahl, de 48 años, y uno de los profesionales más reconocido a nivel mundial, se desplomó en su asiento mientras presenciaba el partido entre Argentina y Países Bajos. Su hermano comentó que existe la posibilidad de que fuera asesinado.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

Grant Wahl, uno de los periodistas deportivos más conocido en Estados Unidos, falleció en la madrugada de este sábado en un centro asistencial en Qatar, cuando era atendido luego de sufrir un colapso mientras presenciaba el encuentro de cuartos de final entre Argentina ny Países Bajos.

Los periodistas estadounidenses que se encontraban sentados cerca de Wahl señalaron que éste se desplomó en su asiento del palco de prensa en el estadio Lusail durante la prórroga del encuentro y solicitaron ayuda.

Tras ser atendido por los servicios de emergencia acudieron de inmediato y le dieron tratamiento durante 20 o 30 minutos en el lugar y luego le sacaron en camilla, fue trasladado al Hospital General Hamad».

Wahl, de 48 años, y que cubría su octava Copa del Mundo desde Estados Unidos 1994, 11 más tres mundiales femeninos, escribió el lunes en su web que durante su estancia en Qatar había visitado una clínica. “Mi cuerpo finalmente se ha indispuesto”, señaló. “Tres semanas de dormir poco, mucha tensión y bastante carga de trabajo pueden hacerle esto a uno».

“Lo que había sido un resfrío en los últimos 10 días se convirtió en algo más severo la noche del partido entre Estados Unidos y Holanda, y pude sentir un nuevo nivel de presión y malestar en la parte superior de mi pecho”.

“Hoy fui a la clínica del centro de prensa y dijeron que podría tener bronquitis”, indicó, a la vez que señaló que había dado negativo de covid-19 en un test PCR. “Me dieron un tratamiento de antibióticos y un jarabe fuerte para la tos y ya me siento algo mejor pocas horas después. Pero todavía: No bueno”, escribió el periodista, que justamente el miércoles último había celebrado su cumpleaños.

El comité organizador del Mundial manifestó en un comunicado que “estamos en contacto con la embajada de Estados Unidos y con las autoridades locales pertinentes para garantizar que el proceso de repatriación del cuerpo se realice de acuerdo con los deseos de la familia”.

Participante con su voto en varias ediciones de los premios anuales de la FIFA, Wahl estuvo entre los 82 reporteros reconocidos por la FIFA y la asociación internacional de prensa deportiva AIPS por cubrir ocho o más mundiales. De hecho, hace sólo unos días, fue reconocido por la FIFA y la AIPS por su contribución a la cobertura informativa de ocho Copas del Mundo de la FIFA consecutivas, incluyendo la asistencia a varios Mundiales femeninos, además de muchos otros eventos deportivos internacionales.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino comentó que “su amor por el fútbol era inmenso y todos los que siguen el deporte rey echarán de menos sus reportes»

Wahl, que se graduó en Princeton en 1996, trabajó para Sports Illustrated entre 1996 y 2021, y era conocido principalmente por cubrir fútbol y básquetbol colegial. Y también trabajó para Fox Sports de 2012 a 2019. En octubre del 2021, Wahl se unió a CBS Sports, donde se convirtió en analista de la cobertura de los partidos de fútbol de la Concacaf, así como consultor editorial para documentales de fútbol que se transmiten en Paramount+. Actualmente tenía su propio sitio web.

SOSPECHAS SOBRE SU MUERTE

En las últimas horas han surgido versiones sobre un comentario de su hermano Eric, quien señaló que la familia está en contacto con funcionarios del Departamento de Estado y la Casa Blanca, porque señala que Grant había recibido amenazas de muerte y creía que había sido asesinado.

Al respecto, se recordó un incidente que el mismo Grant Wahl había comentado en Twitter y que fue dado a conocer en una entrevista con CCN. De acuerdo a la información, Wahl y la ex capitana de Gales Laura McAllister dijeron que el personal de seguridad en el estadio Ahmad Bin Ali, antes del partido de la selección de Estados Unidos contra Gales, les había pedido que se quitaran las prendas con los colores del arcoíris.

En esa ocasión Wahl dijo que fue retenido y que se le negó brevemente la entrada al partido por la «camiseta con el balón de fútbol del arcoíris» que llevaba. Indicó que personal de seguridad le había dicho: «Tienes que cambiarte la camiseta. No está permitido».

El periodista escribió en su página web que cuando tuiteó sobre el incidente en su teléfono, «un guardia me arrancó a la fuerza el teléfono de las manos».

«Un guardia de seguridad me dijo que mi camiseta era ‘política’ y no estaba permitida», escribió Wahl. «Otro se negó repetidamente a devolverme el teléfono. Otro guardia me gritó mientras estaba encima de mí, ya estaba sentado en una silla, que tenía que quitarme la camiseta».

Tras el incidente, Wahl indicó que fue liberado 25 minutos después de ser detenido y que recibió las disculpas de un representante de la FIFA y de un alto miembro del equipo de seguridad del estadio.

Wahl declaró a CNN el 22 de noviembre que le habían asegurado de antemano que se le permitiría llevar la prenda con el arcoíris y que «probablemente» volverá a ponerse la camiseta, ya que no tiene «ningún miedo por nada de esto».

Cuando se le preguntó sobre la representación de la comunidad LGBTQ, Wahl dijo: «Es realmente importante para mí y no es necesario, ni mucho menos».

«Tengo familiares que son gay. Tengo amigos que son gay. Tengo amigos periodistas que son gay y que están aquí en Qatar. Pero no hace falta eso para ser solidario, para ser un aliado”.