Fernández Vial hizo la fiesta a costa del drama de la U: su falta de jerarquía

El equipo penquista de Tercera División eliminó a los azules equilibrando la diferencia de plantel con tanta aplicación como pundonor en la cancha y obtuvo el premio de la clasificación en la definición a penales.

Por CAMILO REY

El antecedente histórico de Arturo Fernández Vial es enorme, cautivo de una tradición que se enraizó en el fútbol de la zona de Concepción. Su presente está pauperizado por circunstancias que le llevaron a la Tercera División y un salto inesperado al Ascenso gracias a un conflicto grave -denuncia de sobornos- que hizo a la ANFP expulsar al club Lautaro.

Ese Vial a medio camino entre el amateurismo y la vuelta al profesionalismo real fue el que eliminó a Universidad de Chile de la Copa Chile, tras 180 minutos en que luchó con su conocido pundonor en la cancha y una definición a penales que le dio un pase merecido a los cuartos del torneo.

En rigor, Fernández Vial avanza con todos los méritos y reconocimientos en la Copa Chile y con este salto ya logró una hazaña que asombra hasta el último de sus hinchas.

Sin embargo, el análisis exige disectar este nuevo fracaso de la U. Hasta un par de meses atrás todas las críticas y miradas hacían pesar la responsabilidad sobre el venezolano Rafael Dudamel. Y se fue, cargando con culpas propias y ajenas, mientras la dirigencia optaba por la fórmula más económica de recambio en el banco: el interinato de Esteban Valencia.

Sin embargo, más allá de ls intentos y los ensayos, el equipo no camba ni deja de lado la imagen más lamentable del momento: su falta de jerarquía.

En 180 minutos contra el Vial, la U nunca mostró una superioridad clara o impuso su prestancia de equipo de Primera División. Empató con dificultades en Rancagua y ahora repitió el episodio en Collao. Es cierto que hubo un par de remates en los postes que pudieron darle un triunfo, pero en definitiva terminó presa de su propia mediocridad futbolística.

Aún sin grandes fiuras, salvo los goles vitales de Larrivey, esta U aún no logra el funcionamiento ni la dinámica exigible a su condición de protagonista del campeonato. Y, lo peor, sus individualidades sucumben a la confusión que refleja el equipo en la cancha.

Photosport

Por su motivación y el espíritu de lucha, el Vial obtuvo la recompensa por la vía de los penales. No son una lotería, como señaá aquel viejo lugar común del fútbol, aunque están sujetos a una dosis menor de fortuna que puede incidir.

Loyola tiró al palo el primer penal. Larrivey convirtió y luego Díaz lo igualó. Merino le ataja el remate a Sandoval y Harbottle puso el 2-1, Arias empató 2-2, pero Riffo agregó el tercero. Galani acertó el 3 a 3. Silva puso el 4-3 y Espinoza niveló el 4-4. Sepúlveda aumentó a 5-4 para Vial y Casanova mandó su tiro al travesaño. Abajo el telón.

Al fin, una fiesta para Fernández Vial y un cerro de disculpas en el vestuario de la U. Aunque la dirigencia no ha tenido voz ni presencia, es factible que la eliminación impulse el inicio de una nueva aventura impredecible: otro entrenador.

PORMENORES

Estadio Ester Roa de Concepción. Árbitro: Rodrigo Carvajal. Copa Chile.

Arturo Fernández Vial: Gustavo Merino; Diego Sanhueza (Jeremy Silva 89′), Bastián Solano, Jeriberth Carrasco, Patricio Jerez (Carlos Sepúlveda 89′); Arturo Sanhueza, Felipe Loyola; Matías Ávila (Braulio Ávalos 79′), Fabián Espinoza (Luciano Díaz 57′); Kevin Harbottle, Luis Pinilla (Sergio Riffo 57′). DT: Claudio Rojas.

Universidad de Chile: Cristóbal Campos; Augusto Barrios, Lucas Alarcón, Luis Casanova, Ramón Arias; Camilo Moya (Sebastián Galani 74′), Gonzalo Espinoza, Brandon Cortés (Mario Sandoval 74′); Simón Contreras (Thomas Rodríguez 81′), Joaquín Larrivey, Nahuel Luján (Franco Lobos 63′). DT: Esteban Valencia.

Goles: 16′ Espinoza, 20′ Larrivey, penal.

Definición por penales: Fernández Vial 5- U. de Chile 4.