Ficción sonora: el retorno del radioteatro de la mano de María Paulina Correa

Titulada como periodista, abandonó los medios para buscar nuevas perspectivas laborales. Así descubrió que lo suyo es contar historias y comenzó una cruzada para volver a darle vida a un género que parecía olvidado…

Por CAMILA BARACAT / Foto: GENTILEZA

María Paulina Correa es periodista titulada de la Universidad de Chile. Trabajó como tal sólo once años en medios informativos, ya que planteó reinventarse laboralmente apelando a su gusto por escribir y contar historias. Tras participar en diversos talleres de guión y de postular a numerosos proyectos de canales de televisión, logró insertarse en el medio como guionista de series que fueron muy exitosas en su momento, como “Infieles”, “Pecados capitales”, “La vida es una lotería” y “Herederos”.

-¿Cómo te iniciaste en radioteatro?

Me inicié en la producción de radioteatro el año 2007, cuando envié mi primer proyecto a los Fondos de Cultura, “Cuentos de Misterio”, que fue emitido por Radio Agricultura. Yo pertenezco a una generación que se crió con el radioteatro en los 70 y en parte de los 80, siendo niña y luego joven.

-¿Qué significa hacer radioteatro hoy en Chile?

Es complejo por la falta de financiamiento, tal como ocurre con cualquier actividad de la industria creativa, es problema de artistas y creadores en distintos ámbitos no sólo en el radioteatro. Está la concursabilidad de Fondart y Corfo, que se ha abierto a la industria creativa los últimos años, ya que sin financiamiento es muy difícil producir un proyecto. A la empresa privada no le interesa financiar este tipo de proyectos y a las radioemisoras tampoco. Y los productores de radioteatro en Chile, que somos muy pocos, no tenemos cómo financiar, hay que pagar actores, postproducción, sonido, derechos de autor, sin financiamiento es muy complejo.

-¿En qué proyectos te encuentras actualmente?

Estoy haciendo audiocuentos, producidos al estilo del radioteatro, porque en pandemia se presentó la oportunidad ante la demanda de que la gente empezara a escuchar radioteatro, el boom del podcast y del audiolibro en términos generales. Aprovechando que tengo un equipo más o menos consolidado de voces, empezamos a producir audiocuentos gracias a un Fondo del Libro. Desarrollé una aplicación que se llama Tkuento, donde subí audiocuentos que había producido hace años en un programa radial, con entrevistas también a autores, a gestores culturales que habían estado vinculados al Fomento de la Lectura, un proyecto muy bonito que se llamaba “Da vuelta la página” , y gracias a otro fondo de ayuda por la pandemia grabamos más de 40 cuentos nuevos que están en etapa de postproducción.

-¿Trabajas actualmente en radioemisoras?

Estoy con un programa en Radio Cooperativa que se llama Tkuento, un programa de audiocuentos chilenos, todos los domingos, a las 09:30 horas. Hay autores contemporáneos como Pía Barros y Marcelo Lillo y otros clásicos como Baldomero Lillo y Óscar Castro. Hicimos una mezcla, son ocho autoras y ocho autores. La idea es seguir la línea del audiocuento dramatizado, mi idea es distribuir nuestros contenidos y poder comercializarlos para transversalizar también los públicos, sobre todo en el extranjero, porque acá en Chile no son contenidos muy requeridos. Hace poco la Biblioteca Nacional de Perú compró la licencia para todo el catálogo que tenemos en la aplicación y que lo distribuimos a través de una plataforma española.