Filtración de audio: canciller Antonia Urrejola asegura que no presentará su renuncia

La ministra de Relaciones Exteriores señaló que una vez que se detectó a la persona que filtró el audio que contenía duros términos sobre el embajador de Argentina, Rafael Bielsa, se procedió a su desvinculación.

Por EL AGORA / Fotos: ATON Y ARCHIVO

Una nueva metida de pata, ahora conocido como “desprolijidades”, cometió el Gobierno, en este caso específico la Cancillería, luego que fuentes internas filtraran un audio en que la titular de la cartera, Antonia Urrejola, durante una reunión, arremete en contra de Rafael Bielsa, embajador de Argentina en Chile, por declaraciones que éste habría hecho tras el rechazo del Comité de Ministros al proyecto minero Dominga, en la Región de Coquimbo.

Bielsa habría lamentado el rechazo del proyecto porque esto daría como resultado que se frustraba un puerto que estaba considerando el gobierno trasandino en su territorio. El embajador, obviamente, con sus críticas estaba yendo en contra de una decisión soberana del Ejecutivo chileno, lo que diplomáticamente es inaceptable.

Rafael Bielsa fue citado a La Moneda para tratar este tema; sin embargo, previamente a eso, hubo una reunión en la Cancillería donde al parecer participaron muy pocas personas, pero en la que llevó la voz cantante la canciller Urrejola.

Al parecer, el audio no sólo contenía fuertes críticas a Bielsa y a su país, respecto de temas como los Campos de Hielo Sur, por ejemplo, sino además, en un lenguaje muy coloquial e informal, con groserías incluidas, proferidas por Urrejola.

Esto sale a la luz, para peor, en los precisos momentos que el Presidente, Gabriel Boric se encuentra en Buenos Aires, participando de una reunión de la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), que lleva a cabo en Argentina su VII Cumbre.

La filtración del audio significó la renuncia de la periodista Lorena Díaz, directora de comunicaciones de la Cancillería, y quien se encontraba formando parte de la comitiva del Presidente Boric en Buenos Aires.

Este martes, la canciller Antonia Urrejola indicó que «no voy a presentar mi renuncia», en un punto de prensa en la cumbre de Buenos Aires.

«Se determinó lo que pasó», agregó». «No era mucha gente la que estaba en esa reunión. Y una vez que supe quién era la persona responsable, la verdad es que ella misma me presentó su renuncia, lo que acepté de manera inmediata».

Urrejola comentó que el audio corresponde a una reunión de carácter privada, «como se suele hacer en todos los ministerios y la Cancillería no es la excepción, para ver qué medidas tomábamos».

Señaló que conversó con el canciller argentino Santiago Cafiero sobre los dichos del embajador. «Quiero ser bien franca, el canciller me dijo ‘estos son gajes del oficio’. Las relaciones están muy bien, estamos trabajando en el Gabinete Binacional que se va a hacer este año. Por lo tanto, esta situación está completamente superada».

Finalmente, expresó que «mi rol es poder fortalecer y mejorar la relación bilateral; quiero darles la certeza que esa relación bilateral está muy bien, como ha estado desde el inicio del Presidente Boric. Tenemos una agenda muy fuerte con Argentina, esa agenda continúa (…) Esto que ocurrió no está empañando, bajo ningún pretexto, nuestras relaciones».

Rafael Bielsa es embajador de Argentina en nuestro país desde 2020.

REACCIONES

El senador Jaime Quintana, del Partido por la Democracia (PPD) y presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales del Senado, criticó con dureza la filtración del audio, en el que, además, se le menciona catalogándolo de “amurrado”.

«Filtración de audio privado de la ministra Urrejola reunida con su equipo es un bochorno para la política exterior de Chile. A todos los funcionarios de Cancillería se les debe exigir máximo rigor en cuidar un activo de nuestro país como han sido sus relaciones internacionales», comentó el parlamentario en Twitter.
Y agregó: «Lo más preocupante es que la política exterior chilena está en manos de un grupo de novatos, irresponsables que se conciertan de manera vulgar para dañar la imagen de un embajador de un país amigo”.

En tanto, el diputado Gonzalo Winter, de Convergencia Social (CS), pidió una investigación penal tras la filtración del debate que hubo en Cancillería en torno a los dichos del embajador de Argentina en Chile, Rafael Bielsa. Winter señaló sobre quienes filtraron la conversación: «No sabemos quienes son, si lo supiéramos lo estaríamos denunciando en estos instantes».
«Pero lo que hemos detectado, es que hay una seguidilla, sistemática y constante, de filtraciones de parte del Gobierno, a la prensa o a otras instancias, al más alto nivel», agregó.

«Utilizarlas y divulgarlas con la intención de hacerle daño a un ministerio que está realizando labores de defensa de los más comprometedores intereses del Estado, entonces esa persona está potencialmente cometiendo un delito», criticó.
De esta manera, Winter insistió en que «este caso y otras filtraciones no deben ser tratados como desprolijidades propias del ambiente laboral. Sino que, más bien, tiene que haber una investigación penal al respecto, y aquí podríamos estar hablando de delitos gravísimos».

En Argentina, Clarín tituló: «Escándalo en Chile por un audio filtrado en que la canciller de Boric critica a Santiago Cafiero y Rafael Bielsa».

Infobae, a su vez, indicó: «Escándalo y renuncia en el gobierno chileno: se filtró un audio de la canciller Antonia Urrejola enojada con el embajador argentino». Y recoge parte de la crítica que Urrejola hace respecto a Bielsa. “Basta, este huevón, hace lo que quiere cuando tiene ganas ¿y la explicación es que está loco?”, indicó la ministra chilena, según el medio.
La Nación también se refirió al tema, señalando: «Se filtró un audio de la cancillería chilena criticando duramente a Rafael Bielsa: ‘Hace lo que quiere cuando tiene ganas'».
Todo Noticias señaló: «‘Bielsa ataca la institución de Boric’: El audio que generó un nuevo conflicto diplomático con Chile». Y agrega que el Presidente Boric tuvo que cambiar su agenda en Buenos Aires.

El audio de la discordia: