Firman convenio para potenciar la educación técnico-profesional en las zonas rurales

“El campo es tecnología, es futuro, es la prioridad número uno del planeta”, comentó el ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela.

Por EL ÁGORA / Foto: TWITTER

El ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, y su par de Agricultura, Esteban Valenzuela, firmaron un acuerdo de colaboración para potenciar la educación rural del país, y en especial a los liceos técnicos-profesionales.

El convenio se enmarca en el Plan de Educación Rural Gabriela Mistral, lanzado por el Gobierno el año pasado, que busca entregar mejores oportunidades de enseñanza a los 282 mil estudiantes de establecimientos rurales del país.

El ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, manifestó que “el campo es tecnología, es futuro, es la prioridad número uno del planeta, porque la seguridad alimentaria es la primera de todas las seguridades”.

“La agricultura requiere de los jóvenes y de las nuevas generaciones, y acá se construye esta cosecha del futuro en el presente. Todo lo que acá se hace nos llena de esperanza, porque ciencia, tecnología, industria alimentaria, un sistema sustentable y una agricultura más verde son los desafíos de nuestro programa, pero también de la educación rural”, complementó Valenzuela.

En tanto que el ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, explicó que el Gobierno tiene el compromiso de ampliar la oferta de las escuelas y liceos rurales, “enlazándolos con una visión de futuro de los grandes temas del siglo XXI, como la sustentabilidad, el problema del agua y la inteligencia artificial, que es algo de lo que tenemos que hacernos cargo”.

Continuó: “Nuestro compromiso es que seamos mucho más participativos en este tipo de proyectos, en la gestión y en las alianzas, no sólo con el Ministerio de Agricultura o con el sector privado, sino que también con el Ministerio de Energía, en temas de sustentabilidad, por ejemplo, a través de escuelas con energía fotovoltaica. Tenemos que generar más convenios con el mundo privado, para que podamos tener una oferta atractiva para tantos jóvenes que miran en la educación rural y técnico-profesional una opción de vida para contribuir al país”.

El convenio firmado en el Instituto Agrícola Pascual Baburizza de la comuna de Calle Larga, en la Región de Valparaíso, ofrecerá tres medidas para el sector, de acuerdo a lo informado.

La primera es la apertura de espacios de aprendizaje para estudiantes de la educación técnico-profesional silvoagropecuaria de nivel medio, por parte del Ministerio de Agricultura en sus 12 instituciones asociadas, entre ellas, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), la Corporación Nacional Forestal (Conaf), el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap), el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y la Fundación para la Innovación Agraria (FIA).

La segunda medida es la oferta de prácticas para estudiantes técnico-profesionales a través del portal Prácticas para Chile. Para ello, el Mineduc ya está trabajando con el Servicio Civil para habilitar esta novedad.

Y la tercera medida es la generación de instancias formativas y de contenidos para estudiantes de la educación rural en torno a los lineamientos estratégicos de ambos ministerios, como el cambio climático y la escasez hídrica, especialmente para estudiantes de la educación técnico profesional.

En Chile existen 931 establecimientos educacionales que imparten educación media técnico-profesional, con más de 300 mil estudiantes, que representan aproximadamente un 37% de la matrícula de educación media.