Fiscal acusa a Donald Trump de crear “falsas expectativas”

También rechazó la petición de un grupo de legisladores republicanos sobre documentos del caso “Stormy Daniels”, por considerar que se trata de una “incursión ilegal en la soberanía de Nueva York”.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: ARCHIVO

Alvin Bragg, el fiscal del distrito de Manhattan, Nueva York, que lleva adelante el expediente contra el ex presidente de Estados Unidos Donald Trump por el caso de la actriz porno “Stormy Daniels”, acusó al político de crear “falsas expectativas” sobre su presunta detención esta semana en el marco de la investigación.

Explicó que, por lo general, este tipo de indagatorias son secretas, por lo que malamente el ex presidente podría saber cuándo sería acusado formalmente, si es que termina siéndolo.

Bragg rechazó el pedido de algunos legisladores republicanos de documentos y testimonios relativos al caso, por considerarlo una “indagación sin precedentes” y una “incursión ilegal en la soberanía de Nueva York”.

Leslie Dubeck, asesora legal del fiscal, explicó que “la petición llegó después de que el sábado Donald Trump pronosticara falsamente que sería arrestado el pasado martes y trascendió que sus abogados los exhortaron a ustedes a que intervengan. Ninguno de esos hechos es una base legítima para una indagación legislativa”.

Los presidentes republicanos de tres comisiones legislativas enviaron una carta a Bragg el lunes para pedir información sobre sus medidas en el caso Trump. Los republicanos calificaron la investigación por el gran jurado de “un abuso sin precedentes de la autoridad del fiscal”.

“Si un gran jurado presenta acusaciones contra Trump, la fiscalía tendrá la obligación, como en cualquier otro caso, de entregar una importante cantidad de información de sus archivos al acusado para que pueda preparar su defensa”, escribió Dubeck.

La respuesta de cinco páginas de la oficina de Bragg proporciona una ventana inusual a lo que ha sido un proceso secreto de jurado de instrucción, uno de los primeros reconocimientos públicos de que hay un jurado que investiga a Trump.

La Fiscalía ha acatado fielmente las normas, que datan de siglos, de mantener en secreto las deliberaciones de estos jurados para proteger el buen nombre de las personas a las que se decide no acusar y alentar a los testigos renuentes a declarar.

En sesiones cerradas al público y la prensa, los miembros del jurado observan las pruebas presentadas por los fiscales y las declaraciones de testigos. No hay un juez presente ni un representante del acusado, y los fiscales no están obligados a presentar pruebas favorables a la defensa.

El gran jurado aparentemente está a punto de concluir su tarea, después de escuchar la semana pasada la declaración del ex abogado de Trump, Michael Cohen, pero el plazo para una posible decisión de acusar al ex presidente sigue siendo incierto. La fiscalía canceló una sesión del jurado prevista para el miércoles.

El caso indaga sobre el pago de 130 mil dólares efectuado durante la campaña presidencial de Trump, en 2016, a Stephanie Clifford (conocida por su alias de “Stormy Daniels”) para que la estrella de cine porno no contara el affaire que mantuvieron. La Fiscalía de Manhattan espera aclarar si el político sobornó a la actriz para que no enturbiara su campaña presidencial, lo que sería considerado un modo de financiación irregular.