Francia fue demasiado para la Roja Sub 17

Chile fue duramente sometido por un fútbol superior en su debut en el Mundial de Brasil. El único consuelo es que el 2-0 en contra es un marcador que sostiene la ilusión de clasificar a segunda fase si se vence a Haití y a Corea del Sur.    

Fue un debut tan abrumador como el de hace dos años, sólo que con un resultado más estrecho que permite mantener las esperanzas de seguir escalando en el torneo.

En el Mundial de la India, en 2017, Chile debutó contra Inglaterra -al cabo, campeón- y sucumbió con un 4-0 que derrumbó al equipo dirigido entonces por Hernán Caputto. Hoy, el elenco de Cristian Leiva sólo encajó un 2-0 frente a Francia, pero se vio igual de inferior que su antecesor.

Dos potencias mundiales dejaron al desnudo las limitaciones formativas del fútbol chileno.  Sobre todo en un nivel Sub 17, cuando la madurez táctica es todavía precaria y las diferencias físicas y técnicas pueden expresarse con libertad.

En Goiania, sede del Grupo C del Mundial de Brasil, los franceses dominaron a los chilenos de principio a fin y se llevaron una victoria inobjetable que sólo fue magullada porque la apertura del marcador obedeció a un penal inexistente y a su impericia goleadora.

Leiva alineó un equipo muy parecido al que fue segundo en el sudamericano clasificatorio de Lima. Un 4-3-3 donde sólo hubo tres cambios respecto del equipo dirigido entonces por Caputto: Bruno Gutiérrez por David Tati, en el lateral derecho; Daniel Gutiérrez por Patricio Flores, en la zaga central, y Kennan Sepúlveda por Gonzalo Tapia, en el ataque.

Tal como su predecesor, usó al escurridizo Alexander Aravena como un falso 9 y detrás de él al talentoso Luis Rojas. La idea era que se juntaran y desequilibraran con su habilidad, como lo hicieron en Lima. Pero eso jamás ocurrió, porque Chile no tuvo la pelota, perdió la batalla en el medio campo y resignó con ello cualquier tramado ofensivo. Así, los punteros Alexander Oroz y Sepúlveda quedaron aislados en las bandas y no incidieron en el juego, ni atacando ni defendiendo.

La única opción de gol la tuvo Aravena a los 10 minutos, cuando escapó libre y remató al travesaño del portero Zinga. No hubo otra en el resto del encuentro.

Todo lo demás fue para esta Francia dirigida por Jean Claude Giuntini, que paró ante Chile diez jugadores de origen africano cuyas bondades físicas y técnicas anularon totalmente las capacidades de la «Rojita».

Leiva intentó volcar la suerte en la segunda etapa metiendo jugadores talentosos, como el armador Joan Cruz y los atacantes Gonzalo Tapia y Lucas Assadi, pero fue inútil porque el balón siempre circuló lejos de su alcance.

La apertura de la cuenta fue la única mancha en el triunfo galo. En el minuto 61 el árbitro salvadoreño Iván Barton cobró un penal al volante Vicente Pizarro que no derribó al francés Brandon Soppy. Se pensó que el referí acudiría al VAR, pero no lo hizo y el pivote Lucien Agoumé batió con un tiro rasante al portero Julio Fierro. Tan desconcertada quedó la «Rojita», que un minuto más tarde un error defensivo terminó en el segundo gol anotado por Isaac Lihadji.

Allí se acabó el partido y comenzó la exhibición francesa, con muchas llegadas y varias ocasiones de gol desperdiciadas.

El equipo nacional acabó exhausto y deberá dedicarse a recuperar fuerzas para enfrentar a Haití el miércoles 30 de octubre. Tal como lo demostró a nivel adulto en el amistoso de junio ante la Roja de Reinaldo Rueda, Haití es una selección algo rústica pero rápida y fuerte. En este equipo Sub 17, guiado por el venezolano Miguel Perdomo, además hay jugadores formados en Francia que le dan una solidez mayor. Será un partido de dos selecciones apremiadas por el triunfo. Tal como Chile, Haití también se retiró vencida en su estreno. Cayó 2-1 frente a Corea del Sur.

Para nuestra suerte, la actual selección tiene una gran diferencia con el equipo que tan mal se vio en India 2017: sus mejores cualidades técnicas. Ante haitianos y coreanos, rivales inferiores a Francia, es probable que pueda hacer olvidar este mal debut mundialista.

PORMENORES

Copa Mundial Sub 17, Brasil 2019

Primera Fase

Grupo C

Estadio: Da Serrinha, Goiania

Público: 1.469 personas

Árbitro: Iván Barton (El Salvador)

FRANCIA (2): Zinga; Pembele, Matsima, Kouassi; Lihadji (89′, Hassan), Agoumé, Kalimuendo-Muinga (72′, Rutter), Soppy; Aouchiche; Mbuku, Ahamada (81′, Millot).

CHILE (0): Fierro; B. Gutiérrez, González, D. Gutiérrez, Riquelme; Pérez (72′, Cruz), Pizarro, Rojas; Oroz (58′, Tapia), Aravena (86′, Assadi), Sepúlveda.

Goles: 63′, Agoumé (Fr), penal; 64′, Lihadji (Fr).

Amonestaciones: Pizarro (Ch), Mbuku (Fr).