Francis Cagigao vuelve a demostrar su incapacidad

El director deportivo de la Selección dio una versión diferente de la entregada por el club Blackburn Rovers en relación con la inasistencia de Ben Brereton a los partidos de la gira.

Por EL ÁGORA / Foto: AGENCIAUNO

Dos nuevas intervenciones desafortunadas protagonizó Francis Cagigao, el ineficiente director deportivo de la Selección, con motivo de las deserciones de futbolistas citados por el entrenador Eduardo Berizzo para los amistosos con Polonia (miércoles a las 14:00 en Varsovia) y Eslovaquia (domingo 09:30 en Bratislava).

Lo más llamativo es que recién este lunes se supo que Nayel Mehssatou y Ben Brereton no concurrirían al llamado. La obligación de Cagigao era chequear con los clubes si cederían a sus jugadores para estos encuentros, y no lo hizo. Una llamada telefónica habría bastado para que Eduardo Berizzo se hubiera enterado de que Bélgica, donde se desempeña Mehssatou, no prestaría a los jugadores de su liga por no tratarse de una fecha FIFA, y que el Blackburn Rovers negaría el permiso a Brereton. Sabido eso, el DT nacional no habría gastado dos cupos que podría haber aprovechado con otros jugadores dignos de probar. Otro citado que desertó a última hora fue Ángelo Henríquez, que acusó una lesión.

En su encuentro con la prensa para explicar estas situaciones, Cagigao dio una versión diferente de la entregada por el Blackburn Rovers referente a la negativa de ceder a Brereton.

En un comunicado distribuido en sus redes sociales, el club argumentó que “al jugador se le dará un merecido descanso” durante las vacaciones que tendrá el plantel durante la Copa del Mundo. Ahí se asegura que se negoció con el cuerpo técnico de la Roja para retener al goleador “debido al agotador calendario del jugador en las últimas semanas y meses”.

Cagigao, en cambio, aseguró que “en el caso de Ben, el club ha decidido no cederlo alegando razones médicas”. Agregó que tuvo conversaciones con el jugador durante la semana y que éste le había manifestado reiteradamente su deseo de integrarse a la Selección.

La negligencia y la absurda mentirilla abonan, en todo caso, lo que parece inminente: en la evaluación de fin de año anunciada por el presidente de la Federación, Pablo Milad, Cagigao no saldrá bien parado.