Funcionarios del Ministerio Público critican postulación de Marta Herrera como fiscal nacional

Tras la decisión del Presidente Boric de proponer el nombre de la abogada para reemplazar a Jorge Abott surgieron críticas expresadas en un comunicado. Ministra de Justicia salió a respaldar la nominación.

Por EL ÁGORA / Foto: ATON

La Asociación de Funcionarios del Ministerio Público (Anfumip) emitió este jueves un comunicado público criticando la postulación por parte del Presidente Gabriel Boric de la abogada Marta Herrera para el cargo de fiscal nacional.

En la nota, los funcionarios indican que Herrera, cuyo nombramiento debe ser visado por el Senado, “avala malas prácticas basada en la cultura interna de amiguismos, endogamia y falta de transparencia y accountability”.

“Marta Herrera no cumple un perfil de independencia al haber sido partícipe y corresponsable de la gestión de Abbott, manteniendo compromisos internos con actuales autoridades regionales y directivos, que se mantendrán con ella a la cabeza del Ministerio Público, perpetuando la situación actual de estancamiento, falta de modernización e innovación que actualmente caracteriza a la institución”, señalan en la nota.

Luego apuntan que “es un hecho que Marta Herrera asegura la continuidad de la cuestionada gestión de Jorge Abbott, y los vicios y lastres que aquejan a la institución e impiden el cambio que requiere para el cumplimiento de su misión. Lo anterior en atención al alto grado de involucramiento personal en calidad de asesora cercana y de confianza del fiscal Abbott en las decisiones institucionales, de las que ha sido partícipe y responsable y de las que es imposible que ahora pueda legítimamente desmarcarse aduciendo que no tenía las facultades”.

Más adelante expresan que “la trayectoria de Marta Herrera al interior del Ministerio Público denota claramente que ha ejercido durante más de 17 años altos cargos directivos de exclusiva confianza del fiscal nacional, situándola como asesora directa y mujer fuerte de los dos últimos fiscales nacionales, Sabas Chahuán y Jorge Abbot; este último avaló que continuara ejerciendo el doble rol de directora de la Unidad de Asesoría Jurídica, que equivale a una Fiscalía interna y de directora de la Unidad Anticorrupción, ostentando un grado 3 del escalafón de directivos, con significativo poder, alta influencia y responsabilidad directa en las más altas decisiones de las autoridades institucionales”.

Finalmente y tras señalar que el fiscal Abbott designo en su momento a Marte Herrera como su vocera, lo que confirma todo lo anterior en cuando a la cercanía entre ambos, expresan que “existe la convicción de quienes conocen de cerca la gestión de doña Marta Herrera que, de ser elegida fiscal nacional, el Ministerio Público seguirá malogrando su gestión y cumplimiento de su misión constitucional y vulnerando los derechos de los trabajadores y trabajadoras del Ministerio Público, como ha sido la tónica desde que ocupa estos cargos directivos”.

DEFENSA DE LA MINISTRA

A su vez, la ministra de Justicia, Marcela Ríos, manifestó que Marta Herrera es una profesional “de carrera” y rechazó la crítica realizada por la Asociación de Funcionarios del Ministerio Público.

La secretaria de Estado señaló que “cuatro de los cinco integrantes de la quina son personas que son internas a la fiscalía, la decisión de la Corte Suprema fue elaborar una quina con personas fundamentalmente internas. La señora Marta Herrera es una profesional de larga trayectoria, llegó a la fiscalía con el ex fiscal Piedrabuena, continuó con el fiscal Sabas Chahuán y continuó con el fiscal Abbott”.

Agregó que “eso significa que es una persona de carrera, es una persona de carrera interna como la gran mayoría de los funcionarios de la Fiscalía Nacional y como lo son los otros tres fiscales regionales que estaban en la quina, por lo tanto, nos parece que acá pensar que una persona, por haber cumplido funciones de funcionaria pública se merece o tiene que ser tildada con todas las decisiones de los superiores no es razonable, sería lo mismo que aplicar ese criterio para cualquier otro funcionario público”.

Finalmente, hizo hincapié en que “yo espero que estas críticas no estén fundadas en un sesgo de género, me parece que acá es importante evaluar las competencias, la trayectoria, el currículum y el trabajo que ha realizado Marta Herrera y no solo quién haya sido su jefe en un momento, porque, además, ha tenido tres distintos jefes, tres fiscales nacionales con los que contó con la confianza de su fiscal”.