Funcionó la nueva dupla técnica y la U reencontró el triunfo

Con Víctor Hugo Castañeda y Luis Musrri en la banca, los azules recuperaron algunas virtudes y vencieron 1-0 a Palestino. Las mayores diferencias con la era Beccacece estuvieron en el ordenamiento defensivo y la simplicidad del juego.

La idea central manifestada por Víctor Hugo Castañeda quedó en evidencia y dio buenos frutos en el debut de los nuevos entrenadores de Universidad de Chile. El jefe técnico de los azules dijo en la víspera que “la intención es que la U se haga fuerte en el Estadio Nacional y que si alguien nos gana le duela, porque le va a costar mucho”. Los azules fueron fuertes en Ñuñoa no sólo en lo físico sino también en lo anímico.

La victoria por la cuenta mínima frente a Palestino se concretó a los 26’, con anotación del juvenil Mario Briceño, y se afirmó en un eficiente trabajo defensivo y una sacrificada faena de los volantes.

Más de 20 mil espectadores llegaron al gran coliseo, acicateados por la curiosidad de saber cuánto podía cambiar un equipo dirigido por su nueva dupla técnica en relación al que habían visto bajo el mando de Sebastián Beccacece.

Las diferencias no fueron tantas: Castañeda y Luis Musrri privilegiaron a los más experimentados para armar la formación y, salvo una posición más resguardada, no hubo mayores cambios en el funcionamiento. Tampoco se borraron de inmediato las chambonadas acostumbradas en la defensa azul: antes del minuto de juego, en la primera aproximación de Palestino, Cristián Vilches le entregó mal la pelota a su arquero y provocó el primer sofocón en su área. Después de otro error en la salida, el defensor se afirmó hasta llegar a sus mejores niveles.

El cambio más significativo fue la simplicidad de juego: si había que reventar en la defensa, la tiraban a la tribuna; si había que intentar maniobras individuales, lo hacían; si encontraban algún claro para rematar, lo aprovechaban. La orden era no complicarse ni perder las pelotas fáciles de llevar. Y la motivación también quedó a la vista: la vehemencia con que cada azul disputó el balón les hizo cometer muchas faltas y ganarse cuatro tarjetas amarillas.

Con esos elementos, la U pudo ponerse a la altura de Palestino, un equipo bien armado, de gran coordinación en el juego y que cuenta con valores de buena técnica, despliegue y habilidad, como Leonardo Valencia, el mejor del partido, y Matías Vidangossi, reemplazado con demasiada premura.

Subieron el rendimiento algunos jugadores que hasta hace una semana eran poco más que un desastre, y eso también repercutió en el funcionamiento del local. Los más elevaron su nivel de juego fueron Matías Rodríguez y Fabián Monzón, muy sólidos en el aspecto defensivo; Gustavo Lorenzetti, que mostró enorme movilidad y acertada entrega, y Mario Briceño, el juvenil que por fin se sintió confiado en sus condiciones y pudo desplegarlas sin complejos, sobre todo en el primer tiempo.

Le costó mantener la ventaja a la U. Fernando de Paul, reemplazante de Johny Herrera, tuvo al menos tres intervenciones salvadoras y los de la línea de cuatro quedaron llenos de moretones bloqueando disparos en su área. Palestino buscó por todos lados, sin encontrar el espacio libre. El ingreso de Richard Paredes en los minutos finales significó una complicación extra para los azules, pero el mayor de los Castañeda tuvo buena visión para solucionar el problema con el ingreso de Franz Schulz.

Así, la U se encaramó de nuevo en la tabla, ilusionó de nuevo a sus hinchas y ganó algo de confianza para el duelo próximo con Colo Colo, Para esa ocasión ya podrá contar con Johnny Herrera y Jean Beausejour, aunque esta vez no hicieron mucha falta.

PORMENORES
Estadio Nacional.
PÚBLICO: 21.601 espectadores.
ÁRBITRO: Francisco Gilbert

U. DE CHILE (1): F. De Paul; M. Rodríguez, A. Contreras, C. Vilches, F. Monzón; L. Reyes, G. Lorenzetti (70’, F. Schulz), G. Fernández (77’, F, Carmona), J. Zacaría; N. Maturana (67’, J. Leiva) y M. Briceño. DT: Víctor Hugo Castañeda.

PALESTINO (0):
I. González; E. Carvajal, E. Luna, B. Vidal, R. Cereceda; D. Rosende (70’, R. Paredes), A, Farías, J. Silva, L. Valencia, M. Vidangossy (63’, F. Mazurek); L. Benegas. DT: Nicolás Córdova.

GOL: 26’, Briceño (U)
Tarjetas Amarillas: 31’. Rodríguez; 37’, Maturana; 53, Lorenzetti; 58, Fernandez ( U), y Vidangossi (P).