General y ministro de Corte afrontan querella por espiar a periodistas y ex militares

El uniformado -Schakik Gonzalo Nazal- y el ex ministro de la Corte de Apelaciones -Juan Antonio Poblete- vulneraron todos los preceptos legales para “pinchar” los teléfonos de periodistas y uniformados que investigaban sobre el escándalo denominado “milicogate”.

Por EL AGORA / Foto: ARCHIVO

Por los “pinchazos” ilegales de los teléfonos de cinco periodistas que investigaban el escándalo conocido como “milicogate”, el Consejo de Defensa del Estado (CDE) interpuso una querella criminal contra un exdirector de la DINE (Dirección de Inteligencia del Ejército) y un ex juez de la Corte de Apelaciones de Santiago.

La intervención se produjo entre 2017 y 2019, cuando los periodistas Mauricio Weibel, Santiago Pavlovic, Javier Rebolledo, Danae Fuster, Pascale Bonnefoy y Juan Cristóbal Peña, investigaban la corrupción al interior del Ejército.

Sin embargo, la investigación dejó en claro que no sólo los periodistas habían sido espiados, sino que también habían sido puesto bajo vigilancia integrantes del Ejército, como los exoficiales Rafael Harvey y Carlos Farías, el ex sargento Juan Pablo Díaz, y el cabo primero Sergio Tudesca.

En total, habrían sido 17 personas las que fueron escuchadas ilegalmente por la Dine del Ejército.

Mauricio Weibel había publicado su libro “Traición a la Patria”, donde develó cómo miembros de esa institución uniformada literalmente se robaron más de 10 millones de dólares, aprovechando los vacíos de la entonces Ley Reservada del Cobre, destinados a la defensa nacional.

El CDE informó que interpuso una querella criminal contra el ex director de la DINE, general Schafik Gonzalo Nazal (R), el ex ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago Juan Antonio Poblete, y en contra de todos quienes resulten responsables, por los delitos consumados y reiterados de interceptar un servicio de telecomunicación.

Asimismo, la querella también busca que sean investigados por delitos de falsificación de instrumento público del artículo 193, contemplados en el Código Penal.

El Consejo de Defensa del Estado (CDE) busca que se investigue de qué manera Nazal y Poblete actuaron de forma concertada para interceptar la comunicación telefónica de periodistas y denunciantes de casos de corrupción en el Ejército de Chile.

“La acción presentada ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago se refiere a hechos ocurridos durante el año 2017, cuando el exdirector imputado, concertado con el entonces ministro de la Corte de Apelaciones de la época, solicitó, ordenó y dirigió una serie de operaciones en las que se obró ilícitamente y se interceptaron y grabaron señales emitidas a través de servicios públicos de telecomunicaciones”, señala un comunicado del CDE.

Agrega el organismo:

“Se indica en la querella que las referidas solicitudes para obtener dichas autorizaciones judiciales se habrían realizado al margen de la ley, pues se utilizó el procedimiento especial de interceptaciones telefónicas para casos no previstos dentro de la Ley N°19.974 y con ese propósito el ex director y el ex ministro incurrieron en delitos reiterados de falsedades ideológicas, faltando a la verdad en los nombres de las personas objetos de los procedimientos especiales de la ley de inteligencia”.