Gerardo Manuel Reinoso: “Católica tiene que pelear hasta el último”

“La Vieja”, ídolo de los cruzados en los años 1989 a 1993, no está de acuerdo con aquellos que postulan que la UC ya no tiene nada que hacer en la lucha por el título. En el programa La Tribuna, de Inicia Radio, desmistificó que el dinero sea determinante en los resultados.

Por SERGIO JEREZ

Llegó en 1989 a Universidad Católica, cuando los extranjeros que venían al fútbol chileno eran verdaderos aportes. Claro, él venía de jugar en River Plate y antes de eso ser campeón de la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental en 1984 con Independiente de Avellaneda. Y dejó huella en el equipo de la franja, cuyos hinchas aún recuerdan el talento del riojano Gerardo Manuel Reinoso.

Y no sólo los cruzados disfrutaron de sus gambetas, también en Wanderers (1996), en Palestino (1997) y Unión Española (1999).

Hoy, “La Vieja” Reinoso está radicado en Miami, donde ejerce como director técnico en el Miami United, de la National Premier Soccer League (NPSL), que corresponde a la cuarta división del fútbol estadounidense.

Por su conocimiento del fútbol chileno, Reinoso habla del actual momento de Universidad Católica. “No he visto todos los partidos, pero sí sé que hubo una baja considerable en varios jugadores y que fue eliminado de la Libertadores y la Sudamericana. Pero lo que no me parece es que se justifique su rendimiento internacional en la diferencia económica con otros clubes. En la cancha son 11 contra 11”, señaló en contacto con el programa deportivo La Tribuna, de Radio Inicia (96.5 FM).

Católica debe dar pelea hasta el último”, sentencia, en relación con aquellos que postulan que ya no tiene nada que hacer en la lucha por el título local y que hay que pensar en la temporada 2023. “Es un equipo grande y todos esperamos que alguna vez dé el golpe a nivel internacional, que es lo que los hinchas están esperando”.

Y recuerda sus años en la UC indicando             que “en esa época existía la misma diferencia económica con los brasileños y argentinos, pero eso no valía a la hora de jugar”. “Católica tenía muy buenos jugadores, Fabián Estay,Lucho Pérez, el ‘Chamuca’ BarreraLuka Tudor, el ‘Mumito’ Tupper. A mí se me hizo fácil con esos compañeros”.

Una diferencia que sí remarca es la relación que entonces había entre jugadores y dirigentes. “A mí me preguntan por qué no me fui a Europa entonces. Pero cuando llegaron ofertas de un equipo griego y de otros dos españoles, el presidente Alfonso Sweet me dijo que querían retenerme porque ‘nosotros queremos disfrutar de tu juego, no necesitamos plata, a la gente le gusta venir a ver a jugadores como tú’. Ahora lo que importa es gastar poca plata”.

“Esos dirigentes estaban siempre preocupados del jugador, de su familia. Así uno se sentía muy bien en el club”. 

Revisa la entrevista completa en La Tribuna:

https://www.youtube.com/watch?v=cMGIJzHK9wY