Gobierno descarta Ley Antiterrorista y RN condiciona su participación en acuerdo por la seguridad convocado por Tohá

Fue el propio Presidente de la República, Gabriel Boric, quien volvió a reconocer actos de terrorismo en la macrozona sur, pero La Moneda descartó aplicarla contra implicados. El Ejecutivo apuesta por modernizar la ley contra el crimen organizado.

Por EL ÀGORA / Foto: AGENCIAUNO

«La Ley Antiterrorista no es una opción», dijo el viernes. «No es parte de la agenda del Gobierno», insistió este domingo. Dichos del Presidente de la República, Gabriel Boric, que reactivaron el debate por las acciones que toma el Estado para perseguir los hechos de violencia en la llamada macrozona sur.

Lo anterior pese a que el jueves, durante su visita a La Araucanía, el Mandatario reconoció que en la zona se han registrado «actos de carácter terrorista». “No quiero entrar en una discusión semántica, nos hace mucho daño. Yo creo que en la región han habido actos de carácter terrorista”, dijo en esa oportunidad, añadiendo que “la Ley Antiterrorista ha traído pésimos resultados para las víctimas y para el Estado”.

https://www.elagora.net/boric-en-la-araucania-tono-endurecido-anuncios-de-nuevas-medidas-y-diversas-reuniones/

Para La Moneda, la Ley Antiterrorista no ha sido efectiva en la persecución de los responsables de los atentados. De hecho, el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, se permitió consignar este lunes que «es una mala ley, ha sido invocada varias veces en el marco del conflicto que hay en la macrozona sur y la verdad es que no hay nadie que esté en la cárcel por la aplicación de la Ley Antiterrorista, por lo menos en la macrozona sur».

Por eso el Ejecutivo apuesta por aplicar ajustes y modernizar la llamada ley contra el crimen organizado. Así lo planteó esta mañana la vocera de Gobierno, Camila Vallejo, al señalar que «estamos buscando las herramientas más efectivas para perseguir y combatir este tipo de delitos».

«La Ley Antiterrorista no ha tenido buenos resultados y lo que hay que modernizar y actualizar es la ley contra el crimen organizado», dijo la portavoz del Ejecutivo, al mismo tiempo que realizó un llamado: «Hay que dejar de lado el debate conceptual para polemizar con el Gobierno, y centrarnos en las herramientas que son más eficaces».

En esa misma línea, Monsalve planteó que «para lograr mayor eficacia en persecución penal, debe ser a través de la tipificación del crimen organizado, y es lo que vamos a seguir utilizando por ahora».

El problema es que este debate a la oposición le inquieta. Históricamente han sido promotores de la Ley Antiterrorista y en esta oportunidad, al menos desde Renovación Nacional, han condicionado su participación en el acuerdo por la seguridad que hace algunas semanas convocó la ministra del Interior, Carolina Tohá.

Una primera cita se concretó este lunes en La Moneda. Al llegar, el senador y presidente de RN, Francisco Chahuán, dijo que «estamos disponibles siempre y cuando los cinco proyectos mínimos esenciales estén sobre la mesa». Entre ellos figura la Ley Antiterrorista, además de la creación de una Defensoría a las víctimas, y otros.

«La ley antiterrorista fija todas las herramientas necesarias para perseguir y condenar a terroristas. Otra cosa es que cada vez que se haya querido aplicar,  Boric, Vallejo y compañía, hayan torpedeado esa estrategia judicial y victimizado a terroristas. Este Gobierno no cambia», comentó el diputado republicano Luis Sánchez.

Mientras que el diputado de Amarillos por Chile, Andrés Jouannet dijo que «si el Presidente (Boric) reconoce que en el caso Grollmus hubo hechos de carácter terrorista, ¿por qué no se querelló por Ley Antiterrorista?».

En tanto, Paulina Vodanovic, presidenta del Partido Socialista (PS) y vocera de las coaliciones oficialistas, manifestó que la “agenda de seguridad es mucho más” que la Ley Antiterrorista, pero aclaró que están “abiertas” todas las posibilidades ante esta legislación.

Tras participar de la reunión del comité político, la dirigenta indicó que “aquí lo que hemos hablado hoy es que se puede discutir y puede haber alguna modificación o estudio, pero en lo que está centrada la ministra Tohá es cómo se combate el crimen organizado, que como sabemos es un problema de distintas partes del país (…) eso es lo que nos tiene que movilizar hoy”-

Y añadió que “la agenda de seguridad es mucho más que la Ley Antiterrorista, la Ley Antiterrorista tiene usos para figuras que la propia ley actual califica como tales y que requiere un ánimo terrorista (…) Pero si queremos solucionar con urgencia la problemática de seguridad ciudadana, lo que hay que atacar son las bancadas organizadas, el crimen organizado, el narcotráfico”.

Creciente conflicto para el Gobierno como parte de los efectos que dejó la visita presidencial a la macrozona sur.