Gobierno pide renuncia de seremi de Salud tras polémico taller de educación sexual en quinto básico

La polémica surge luego de una charla de educación sexual en un colegio de Arica, desencadenando la solicitud de renuncia al funcionario y el inicio de una investigación por parte de la Superintendencia de Educación.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

La ministra de Salud, Ximena Aguilera, informó que ha solicitado la renuncia del seremi de la cartera en la Región de Arica y Parinacota, Leonardo Valenzuela (foto principal).

Esta medida se produce en medio de una creciente polémica desatada por una charla de educación sexual dirigida a alumnos de quinto básico en el colegio Adolfo Beyzaga Ovando.

El Ministerio de Salud emitió un comunicado de prensa cuestionando la situación ocurrida en dicho colegio y anunciando que en reemplazo de Valenzuela asumirá como subrogante la enfermera Marta Saavedra García, quien ocupaba el cargo de jefa del Departamento de Salud Pública y Planificación Sanitaria de la Seremi de Salud.

La cartera señaló que “el Ministerio de Salud tiene un trabajo protocolizado en materia de salud integral adolescente que se da en establecimientos educacionales y eso incluye los ítems de salud sexual y reproductiva”, contextualizaron en el comunicado.

Según explicaron en el texto, “en este caso en particular se han detectado presuntos incumplimientos de los lineamientos generales del Programa Nacional de Salud Integral de Adolescentes y Jóvenes, por lo que la Subsecretaría de Salud Pública ha instruido la realización de un procedimiento disciplinario”.

La subsecretaria de Salud Pública, Andrea Albagli, expresó a su vez su preocupación al respecto, señalando que la actividad no seguía los protocolos del Ministerio de Salud y que era inapropiada en el trato a menores en el colegio.

En contraposición, desde el Colegio Adolfo Beyzaga Ovando aseguraron que todas las temáticas abordadas en el protocolo de sexualidad, afectividad y género estaban enmarcadas en los planes y programas del Ministerio de Educación y Ministerio de Salud.

Ante la gravedad de la situación, la Superintendencia de Educación confirmó la recepción de la denuncia y anunció el inicio de una investigación sobre el caso, con el fin de esclarecer los hechos y determinar posibles responsabilidades.