Gobierno presenta seis querellas por incidentes en el Clásico Universitario

Específicamente, las acciones judiciales son por ley de control de armas e ingreso de personas que falsificaron su identidad para entrar al estadio. Además, el Sernac obligará a la U a devolver los dineros de las entradas y se sancionará al club azul por deficiencias en la organización del evento.

Por EL ÁGORA / Foto: ATON Y PHOTOSPORT

El Gobierno presentará seis querellas por los incidentes ocurridos durante el Clásico Universitario el domingo en Concepción y que obligaron a suspender el encuentro cuando recién se cumplían 30 minutos de juego.

De acuerdo a lo señalado por el ministro (s) de Interior, Manuel Monsalve, dos de las querellas son por infracción a la ley de control de armas y las otras cuatro tienen que ver con el ingreso de personas que no estaban autorizadas para entrar al estadio y que falsificaron su identidad para hacerlo.

El anuncio lo hizo el secretario de Estado tras una reunión que se llevó a cabo este martes en La Moneda, informando que se adoptaron cuatro medidas: sanciones al club organizador del encuentro, es decir, a Universidad de Chile; oficiar al Servicio Nacional de Consumidor (Sernac) para la apertura de un proceso donde se devuelva el dinero de las entradas; las seis querellas mencionadas, y la convocatoria a una mesa de trabajo para mejorar la legislación sobre violencia en los estadios.

Monsalve comentó sobre la U que “hay siete infracciones a lo menos que el club organizador cometió. ¿De quién es la responsabilidad de impedir, y por lo tanto de controlar el ingreso para que las personas que ingresan, efectivamente correspondan a quienes pueden ingresar a los estadios? Del club deportivo».

Agregó que «Estadio Seguro y el delegado presidencial, que es el que finalmente autoriza la realización del evento deportivo, establecen prohibiciones de ingreso respecto a qué elementos no se pueden ingresar al estadio. Las prohibiciones eran claras, precisas».

«A pesar de eso, continuó, el club organizador permitió, ya sea por negligencia, el ingreso de elementos que colocan en riesgo la integridad física de las personas que concurren a un estadio deportivo. Aquí hay faltas graves del club organizador».

Informó que se está instruyendo al delegado presidencial para iniciar los procesos sancionatorios, de manera rigurosa, severa y rápida. “A lo menos, apuntó, hay siete infracciones que pueden tipificarse en el evento deportivo y los hechos que ocurrieron el fin de semana. Esperamos, por lo tanto, que a través de la delegación, se apliquen las mayores sanciones que establece la ley».

Sobre las multas económicas que podrían aplicarse, Monsalve precisó que “podrían llegar a siete mil UTM. Y esperamos que la sanción sea así de severa».

Monsalve anunció que se conformará «un equipo de trabajo para durante mayo hacer propuestas de modificación a una institucionalidad, que creo que hay un cierto consenso de que tenemos que subir los estándares en materia de las formas que estamos organizando los eventos deportivos». Y agregó que “durante la próxima semana vamos a citar en La Moneda a la ANFP y vamos a establecer un vínculo de diálogo con las comisiones de Deporte, tanto de la Cámara de Diputados como del Senado».

El ministro (s) Monsalve respaldó a la jefa de Estadio Seguro, Pamela Venegas. «Hizo las recomendaciones que correspondían, pero el club no cumplió con ellas», indicó.

ESTADIO SEGURO

Sobre el accionar de Estadio Seguro y luego de desmentir la renuncia de su jefa, Pamela Venegas, el ministro del Interior (s) aclaró que «Estadio Seguro no autoriza ni rechaza la realización de un partido de fútbol. No tiene facultades ni de fiscalización ni de sancionar respecto a lo que ocurre en el marco de un partido de fútbol». Y especificó que lo que el organismo hace, de acuerdo a la ley, es realizar “recomendaciones que ni siquiera son vinculantes. Recomendaciones que en cada uno de los eventos deportivos se hacen». Y añadió que “de hecho, si se hubiesen seguido las recomendaciones que hizo Estadio Seguro, por parte del club organizador, los hechos ocurridos el fin de semana no habrían ocurrido».

Y precisó: «Quiero pedir radicar la responsabilidad donde corresponde. El haber ingresado bengalas o haber evitado las bengalas ingresadas, cuestión que estaba prohibida, es responsabilidad del club organizador. Impedir que entren personas que no deben entrar a los eventos deportivos, la ley establece que es del club organizador».

«Estadio Seguro depende del subsecretario del Interior. Por lo tanto, la responsabilidad política la tengo yo. Y quiero ser súper claro respecto a aquello. Si yo considerara que Estadio Seguro no hizo una recomendación necesaria para garantizar la seguridad durante el evento deportivo, por supuesto que asumiría esa responsabilidad política. Pero Estadio Seguro llevó adelante todas las recomendaciones que correspondían. Y por lo tanto, era responsabilidad del club garantizar que esas recomendaciones se cumplieran».