¡¡¡Gracias, Team Chile!!!

La emoción es inmensa. Chile cumplió con creces en los recientes XVIII Juegos Panamericanos de Lima, al conseguir 13 medallas de oro, 19 de plata y 18 de bronce; 50 en total. El Team Chile se ubicó así en el 8° lugar del medallero y superó las expectativas respecto a lo realizado en Toronto 2015 (5 oro, 6 plata y 18 bronce, 29). En esta versión participaron 41 naciones en 39 deportes y Chile llegó con su mayor delegación: 316 especialistas.

Qué demuestra esta buena actuación nacional? Primero, que los procesos en deporte son empresas de largo aliento y que no sacamos nada con apurarlos. Segundo, se debe creer en nuestros deportistas e invertir en ellos sí o sí, porque al final la alegría llega. Tercero, cuando autoridades y dirigentes se alinean, los resultados quedan a la vista. Cuarto, hay que tener cuidado de no quedarse en los laureles y pensar que con lo hecho hasta ahora es suficiente. Los mismos deportistas lo dijeron en algunas declaraciones: terminamos los Panamericanos, pero ahora seguimos a Europa u otros torneos pensando en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Y así, suma y sigue.

Esto no terminó en Lima, fue un paso más, muy importante, pero sólo uno más. Ahora se viene Santiago 2030.

Y así también lo destacó el presidente del Comité Olímpico de Chile (Coch), Miguel Angel Mujica, quien dijo que con esta presentación “se abre una nueva página en el deporte chileno”.

Así debe ser, porque el ejemplo está a la vista. No es casualidad lo que se consiguió en remo: 4 de oro, 2 de plata y 2 de bronce. Hace seis años la federación de este deporte tomó una decisióny tuvo el apoyo del Instituto Nacional del Deporte (IND) y el Coch,y hoy el resultado está a la vista. Trajeron al español Bienvenido Front, quien como “head coach” está mostrando que la fórmula  de 10 mil horas de trabajo, 1000 por año, en 10 años, da frutos. “Todo este grupo va a estallar en el 2023 y en los Juegos Olímpicos de París 2024. Ahí van a pasar cosas muy bonitas. Hemos sido unos afortunados de tener estos 23 chicos trabajando”, dijo Front.

Otro ejemplo es el vóleibol sala masculino. Aunque no lograron una medalla, se metieron entre los 4 mejores después de haber estado 48 años ausentes de esta cita panamericana. Y el resultado de esto ha sido el trabajo que por 10 años lleva adelante Daniel Nejamkin.

La conquista de medalla de plata del equipo de balonmano, dirigido por Mateo Garralda, también deja una gran satisfacción, tras superar a una potencia como Brasil.

Son años de dedicación, esfuerzo y entrega. Algunos deportes y especialistas logran responder a las expectativas, mientras otros no. E, incluso, hay algunos que sorprenden. Eso es así, porque al final el deportista es un ser humano, no una máquina. Y siempre habrá uno mejor que otro. No quiere decir que se esté trabajando mal, sólo que hay que darles más tiempo. Tengan por seguro que llegado el momento darán lo mejor de sí.

Por ejemplo, entre las pruebas favoritas del Coch no estaba la esgrima, pero en una gran presentación el joven Gustavo Alarcón aportó medalla de plata en florete individual. De seguro todos pensaban que el triatlón femenino con Bárbara Riveros era carta segura, pero no fue así. También muchos se ilusionaron con la experiencia y categoría de ATP de Nicolás Jarry, pero al final sólo consiguió oro en dobles mixtos junto a Alexa Guarachi. Y surgió un luchador -Tomás Barrios- para quedarse con  la plata en individual masculino. Otra sorpresa vino también de la mano de una especialidad que debutaba en estos panamericanos: el fisicoculturismo (fitness), en el cual Macarena Figueroa aportó el bronce.

En lo personal, aplaudo con fuerza a cada uno de los integrantes del Team Chile (deportistas, entrenadores y dirigentes) y les agradezco haber estado en Lima 2019. La emoción de escuchar la canción nacional, mientras se iza la bandera de Chile, porque un deportista nuestro ganó el oro,  es un sentimiento grande y hay que atesorarlo.

Permítanme también agradecer al equipo de Chilevisión por la transmisión de estos Juegos Panamericanos. Ojalá este evento y toda la gente que se conectó a las distintas plataformas para seguir las pruebas pudiéramos lograr un cambio en la cobertura televisiva de estos deportes a nivel nacional.

No sólo de fútbol vive este país. Está demostrado que los chilenos vibramos también con otras especialidades y no estamos ajenos a los triunfos de una Kristel Köbrich, María Fernanda Valdés, Marco y Esteban Grimalt, Bárbara Riveros, Nicolás Jarry, Tomás González o un Felipe Miranda, por nombrar sólo a algunos de nuestros héroes.

El deporte es trabajo, dedicación, esfuerzo y sacrificio. Bien lo saben nuestros deportistas.Y los Juegos Panamericanos de Lima nos demostraron que Chile es capaz y que podemos ir por más.