Gran ofertón para saltar al profesionalismo

Se dio luz verde para un torneo exprés en la Tercera División A del fútbol chileno, mientras la Tercera B se quedó con luz roja y sin la posibilidad de participar: la competencia se paraliza y volverá el 2021 si la pandemia lo permite.

Por GERARDO SILVA

Una vez realizados los trámites de rigor por parte de la dirigencia de la Tercera División A con la autoridad sanitaria y comprometida a cumplir con los protocolos exigidos, ya hay luz verde y sus equipos se alistan para protagonizar un torneo exprés, distinto a todo lo que haya experimentado alguna vez nuestro fútbol. Por primera vez, y de manera excepcional, dos equipos podrán ascender al fútbol profesional jugando solamente diez partidos.

La categoría propone un torneo para solamente doce equipos que cumplan con los requisitos para  participar, los que -según entiendo- son los mismos que se exigen en el fútbol profesional. Se formarán tres grupos de cuatro participantes. Por la Zona Sur, se verán las caras Lota Schwager, Provincial Ranco, Pilmahue y Deportes Rengo. En la Zona Centro lo harán Municipal Santiago, Real San Joaquín, La Pintana y Rodelindo Román. En la Zona Norte competirán Deportes Limache, Trasandino de los Andes, Quintero Unido, y Provincial Ovalle.

Jugarán todos contra todos en dos ruedas, vale decir seis partidos, y clasificarán los dos primeros de cada grupo más los dos mejores terceros. En la primera fase quedarán al margen de la competición cuatro equipos que se despiden del año de participación. Extraño, pero al menos no quedarán endeudados y no tendrán que hacer tanta inversión.

Los ocho clasificados irán a la tómbola para decidir su suerte. Se formarán cuatro parejas que jugarán partidos de ida y vuelta; los ganadores pasarán a semifinales. En esta fase, luego de los partidos de ida y vuelta correspondiente, ya tendremos a los dos equipos que pasarán a pertenecer a la Segunda División Profesional durante la temporada 2021. Luego, con seguridad, se jugará un partido único para determinar al monarca de la categoría (aún no está definido). 

Como podemos ver, será un «torneo exprés”, como lo ameritan los tiempos de pandemia que estamos viviendo. La Tercera División intentará cumplir no tan sólo con los protocolos sanitarios, sino que también con la ANFP y los estatutos que les permiten ascender dos equipos de la categoría amateur a la profesional. Así las cosas, se les abre el apetito a los participantes que pudieron certificar el cumplimiento con los protocolos establecidos.

No por ser un torneo corto será un certamen fácil: lo que sí está muy claro es que será una oportunidad única para salir del amateurismo; de más está decir que los equipos intentarán poner toda la carne a la parrilla para aprovechar este «ofertón» nunca antes visto en el fútbol chileno. Sin lugar a dudas, será un torneo corto, pero apasionante; el más corto, pero también el más económico y permite optar por un premio gigantesco. Desde el partido 1 hasta el partido 10, todas serán finales. Nadie escatimará esfuerzos para ser protagonista y alcanzar el tan ansiado ascenso al fútbol profesional. En este tipo de torneo, y con este formato, hasta la más pequeña de las instituciones tendrá la posibilidad de alcanzar una meta que nunca antes en la historia del fútbol chileno estuvo tan al alcance de la mano. 

Desde esta tribuna le deseo el mayor de los éxitos a Anfa nacional. Y también al directorio de la Tercera División, que ha hecho los esfuerzos máximos para cumplir con los requerimientos y demostrar que el fútbol amateur puede ser protagonista. Para los clubes participantes, también el mayor de los éxitos Se les agradece el esfuerzo por mantener vivo el amateurismo en este país. 

En definitiva, serán los dos meses más intensos que haya vivido la categoría en sus casi 30 años de historia; doce participantes, diez partidos en dos meses por un verdadero ofertón: dos equipos al fútbol profesional. Este torneo exprés demuestra que el fútbol amateur prefiere la competición ante una posible licitación, lo que me parece perfecto.