Grande, Cristian Garin

El tenista chileno le ganó al serbio Miomir Kecmanovic, por 7-6 (3), 6-7 (5) y 6-4, en un infartante partido y avanzó a octavos de final del Masters 1000 de Madrid.

Por SERGIO RIED / Foto: ARCHIVO

Siempre se habla de la «segunda semana» de los Grand Slams y Masters 1000, porque significa estar entre los 32 jugadores que van por el título. Y esto es lo que ha logrado Cristian Garín (73°) al derrotar a Miomir Kecmanovic (33°) en el gigante polideportivo Caja Mágica de la capital española.

Con un sólido servicio que no cedió en todo el partido, un revés que no supo de debilidades y esa arma letal que es su derecha, el ariqueño hizo suyo el primer set en un tiebreak que se resolvió por 7-3, para luego perder el segundo por la misma vía, de manera dramática por 7-5 y llegar a la definición en la tercera manga que se llevó por 6-4 en 2 horas 41 minutos.

Si hubiera que destacar un aspecto del juego de Gago, éste sería su inclaudicable espíritu de lucha que le permitió sobrevivir a dos  tiebreaks y no ceder su servicio en el tercer set, cuando se jugaban los instantes cruciales. Garín quebró el saque del serbio en el famoso «séptimo game”, para ponerse 4-3 y luego confirmó el quiebre, lo que lo llevó a adjudicarse la manga y el partido con su saque en cero por 6-4 .

En la próxima ronda deberá enfrentarse por el paso a cuartos de final al estadounidense Taylor Fritz, número 10 del mundo. Difícil, pero no imposible.