Graves incidentes en desalojo de la toma 17 de Mayo de Cerro Navia

Los pobladores se resistieron a la orden judicial que les dio un plazo de seis meses para abandonar el terreno privado, terminando con enfrentamientos con Carabineros. Hubo lanzamientos de bombas molotov y uso de gases lacrimógenos. Varias viviendas precarias terminaron con serios daños.

Por EL ÁGORA / Foto: AGENCIAS

Durante este jueves se llevó a cabo el desalojo de más de 100 familias de la toma 17 de Mayo, en la comuna de Cerro Navia, cumpliendo con una orden judicial.

El proceso, que comenzó temprano, derivó en violentos enfrentamientos entre los pobladores y Carabineros, quienes respondieron al lanzamiento de bombas molotov por parte de los residentes.

Algunas viviendas se incendiaron durante los disturbios y posteriormente fueron destruidas con maquinaria pesada.

El alcalde Mauro Tamayo informó que la operación se ejecutó en cumplimiento de una orden de los tribunales, la cual otorgaba un plazo de seis meses para que las familias abandonaran voluntariamente el terreno.

Se les dio un plazo de seis meses para desalojar el lugar, tiempo durante el cual se realizaron múltiples esfuerzos de diálogo y búsqueda de soluciones habitacionales para las familias afectadas”, declaró el alcalde.

Sin embargo, la situación se volvió tensa cuando algunos residentes comenzaron a arrojar bombas molotov a los efectivos policiales, quienes respondieron con el uso de gases lacrimógenos y carros lanza-agua. Los enfrentamientos resultaron en varios incendios, que consumieron rápidamente algunas de las viviendas improvisadas.

Una vez controlados los disturbios, las autoridades procedieron a la demolición de las estructuras restantes utilizando maquinaria pesada, completando así el desalojo.

Las familias afectadas, muchas de las cuales han vivido en el lugar durante varios meses, expresaron su desesperación y preocupación por no tener alternativas inmediatas para su reubicación.

El alcalde Tamayo subrayó que se han tomado medidas para ofrecer apoyo a las familias, incluyendo la coordinación con servicios sociales y la búsqueda de alternativas de vivienda. “Entendemos la difícil situación de las familias, por eso hemos trabajado en brindarles apoyo y buscar soluciones habitacionales”, señaló.

La toma 17 de Mayo se había convertido en un asentamiento irregular significativo en Cerro Navia, reflejando la crisis habitacional que enfrenta la comuna y la Región Metropolitana en general.