Gustavo Quinteros respondió a las acusaciones del presidente del CSyD Colo Colo

El dirigente acusó al ex técnico albo de reunirse con los representantes de los jugadores que le interesaban, labor que no le correspondería. “Esperó que me fuera para difamarme”, se defendió el entrenador.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

“Tras la paletada, nadie dijo nada, nadie dijo nada…”, dicen los versos del poeta Carlos Pezoa Véliz. Se refería a la ninguna reacción luego de que un hombre fuera sepultado. Pero en Colo Colo parece que no leyeron el poema jamás. O, al menos, el presidente del Club Social y Deportivo Colo Colo (CSyD), Matías Camacho, quien arremetió contra el ex técnico albo Gustavo Quinteros.

¿Qué dijo Camacho que provocó la ira, primero, de los hijos de Quinteros, y luego del propio Quinteros?

Para justificar su voto en contra de la continuidad del entrenador en la banca del Cacique, Camacho acusó a Quinteros de reunirse con representantes de jugadores a la hora de materializar algunos refuerzos.

Dijo, exactamente, en entrevista con el sitio DaleAlbo: “Voy a ser muy directo y honesto, no me parece que el técnico de Colo Colo haga reuniones con representantes. ¿Por qué el técnico tiene que conversar con los representantes de los jugadores? Me parece muy extraño, y ahí se empieza a confundir los roles. Todo esto va produciendo un desgaste en la relación. El representante debe negociar con el gerente técnico la renovación de contrato. El técnico debe hablar con el jugador de aspectos técnicos y tácticos que considere necesarios. Conversar con un representante no es apropiado”.

Este lunes, Gustavo Quinteros reaccionó a los dichos de Camacho y en conversación con TNT Sports, manifestó que “la mayoría de la gente inteligente que me conoce y sabe cómo soy, no caerá en estas mentiras…. A veces iba cuándo ganábamos, nos visitaba en el camarín, pero los jugadores no tenían una relación directa”.

“No quiero hablar de él, porque para mí no tiene importancia, agregó, pero habló de que tenía mala relación con jugadores y los primeros que me llamaron fueron Maxi Falcón, Esteban Pavez y Emiliano Amor”.

“No quiero darle más minutos a este personaje, ni poner a mi nivel a alguien que no hizo nada positivo por el club. Si me hablas de Valladares y Marchant, te digo que son unos fenómenos. Siempre estuvieron en las buenas y en las malas y son muy apreciados por los jugadores. Pero no este personaje, porque es todo lo contrario”.

Y prosiguió:

“Con Edmundo Valladares y Edison Marchant las cosas hubiesen sido distintas. No sé por qué existió ese cambio, pero fue perjudicial para el club. La mayoría de los jugadores no tiene relación con ese personaje que salió a hablar ahora y espero que yo me fuera para tratar de difamarme”.

Por último, confesó que “me hubiese gustado despedirme en una rueda de prensa y darle la mano al presidente para agradecerle su confianza”.