Honduras rompe con Taiwán y establece lazos diplomáticos con China

Los gobiernos decidieron establecer embajadores con efecto inmediato. Ahora Taiwán sólo es reconocida por 13 países.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: TWITTER

China, en un nuevo acercamiento de la potencia asiática hacia países de América, estableció con Honduras relaciones diplomáticas a nivel embajador con efecto inmediato, anunció el ministerio chino de Relaciones Exteriores en un comunicado.

“Damos un paso histórico en ese proceso de afianzar y fortalecer nuestras relaciones internacionales, particularmente con el pueblo y gobierno chino”, declaró el ministro hondureño de Relaciones Exteriores, Enrique Reina, tras firmar una declaración conjunta con su par Qin Gang (foto principal).

Honduras reconoce “efectivamente que existe una sola China en el mundo y que el gobierno de la República Popular de China es el único gobierno legítimo que representa a toda China”, agregó, con lo que informó el rompimiento con Taiwán.

La decisión se produce en momentos en que el gobierno hondureño apunta a nuevos aliados económicos, mientras las ambiciosas inversiones chinas tocan a la puerta de distintas regiones en búsqueda de expandir su influencia.

Reina, siguiendo instrucciones de la presidenta de la República, Xiomara Castro, comunicó la ruptura de relaciones diplomáticas a Taiwán, país que ahora es reconocido por solamente 13 países: Guatemala, Paraguay, Belice, Haití, Saint Kitts & Nevis, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Eswatini (ex Swazilandia), Palau, Nauru, Islas Marshall, Tuvalu y Ciudad del Vaticano.

Reina había justificado la semana pasada el giro diplomático en la falta de respuesta de Taipei a los pedidos de cambiar el tenor de una relación basada mayormente en “donaciones y proyectos” por 50 millones de dólares anuales. El ministro de la Presidencia de Honduras, Rodolfo Pastor, reiteró este viernes que el interés económico impulsó a Tegucigalpa a buscar relaciones con Beijing.

Pastor reconoció que “Taiwán ha sido un aliado importante en nuestro país y estamos profundamente agradecidos”, pero “también tenemos en este momento que reconocer una realidad global, un escenario mundial que marca el ascenso de China como una potencia económica, comercial y política”.

América Latina ha sido escenario crucial de las disputas entre “las dos chinas” desde que se separaron en 1949 tras el triunfo de las fuerzas comunistas en la guerra civil. Costa Rica (en 2007), Panamá (2017), El Salvador (2018) y Nicaragua (2021) rompieron con Taiwán y se vincularon a Beijing, que lleva muchos años buscando que los aliados diplomáticos de Taipei cambien de bando.