Huachipato escribe una página en la historia

Ganar al otro lado de la cordillera sigue representando un desafío grande para los clubes chilenos por lo que cada vez que una escuadra nacional ha logrado una victoria, el tema se reproduce de boca en boca y se cuenta hasta formar parte de una leyenda.

Por SERGIO GILBERT J.

La larga historia de enfrentamientos entre equipos chilenos y argentinos -a nivel de selección y de clubes- y que se dio inicio a principios del siglo XX, semeja una especie de permanente procesión al infierno para las escuadras nacionales. Pocas veces el triunfo ha sido el botín obtenido. La Roja, de hecho, tiene a su haber una sola victoria ante la Albiceleste jugando por los puntos: aquel del recordado gol de Fabián Orellana en las Clasificatorias para el Mundial de Sudáfrica y que le dio al jugador categoría de “histórico” y a Marcelo Bielsa, el entrenador de ese equipo, chapa de deidad.

Así de trascendente fue esa victoria.

Los clubes nacionales, en tanto, han andado un poco mejor a partir de las disputas que han tenido con sus adversarios argentinos desde 1960 con la creación de la Copa Libertadores, y de la invención de otros torneos en las últimas décadas. 

Cuando se juega en Chile, sin ser algo habitual, ya no es tan insólito ganarle a un rival argentino. El Nacional, el Monumental, San Carlos de Apoquindo, Santa Laura y, en algún momento de la historia, el Municipal de Calama, se convirtieron en escenarios complicados para los trasandinos, aunque sin llegar a ser inexpugnables para ellos. 

Ganar al otro lado de la cordillera, eso sí, sigue representando un desafío grande para los clubes chilenos por lo que cada vez que una escuadra nacional ha logrado una victoria, el tema se reproduce de boca en boca y se cuenta hasta formar parte de una leyenda.

Son pocos los que pueden sentirse integrados a ésta.

Colo Colo fue el primer equipo chileno en ganar en un partido por los puntos en Argentina. Sucedió en la Supercopa 1996 ante Estudiantes en la ciudad de La Plata. El 4-2 conseguido por la escuadra alba ante el equipo que en ese momento tenía a Martín Palermo como goleador, no pareció en ese momento ser aquilatado en su justa medida por los protagonistas. De hecho, en el camarín, cuando los periodistas le dijeron (dijimos) al entrenador albo Gustavo Benítez que era el primer triunfo chileno en Argentina, miró extrañado y solo dijo “Enhorabuena, muchachos”.

Después de esa victoria inicial, la siguiente que se recuerda como hito fue la lograda por Everton ante Lanús por 2-1 y que fue la primera de un equipo chileno en el marco de la Copa Libertadores de América, el torneo sudamericano más importante. Fue el 17 de marzo de 2009 cuando el equipo dirigido por Nelson Acosta se quedó con los tres puntos, tras anotaciones de Roberto Gutiérrez y José Luis Muñoz, y que contó además con un penal atajado por Gustavo Dalsasso.

Hay otros antecedentes. La U es el equipo chileno que más triunfos suma hasta ahora en Argentina (tres, ante Arsenal, Godoy Cruz y Newell´s Old Boys) y Universidad Católica tiene dos victorias, curiosamente ante el mismo equipo (Vélez Sarsfield) pero en torneos diferentes (Copa Libertadores y Copa Sudamericana).

Esta semana, Huachipato se anotó en la lista y logrando, tras su victoria de 1-0 ante San Lorenzo en la Copa Sudamericana (con anotación de Cris Martínez), otra marca a esta corta historia: es el primer equipo en imponerse a uno de los considerados cinco grandes del fútbol argentino (lista que, aparte de los “Cuervos”, componen Boca Juniors, River Plate, Independiente y Racing).Bienvenido a la historia, Huachipato. Enhorabuena.