Huachipato-Everton: el resultado lo decidió el árbitro

Los jugadores son los que ganan, empatan o pierden, algunos responsabilizan a los técnicos, pero cuando el que tiene que imponer justicia es un inepto, todo lo demás ya no vale.

 

Hay árbitros malos, es cierto. Que tienen derecho a equivocarse, también. Pero si la tecnología lo ayuda a no equivocarse e igual mete la pata, es doblemente malo. Y es lo que pasó con el juez central de Huachipato-Everton, Gustavo Ahumada. En la jugada tal vez más trascendental del encuentro, que pudo definir un ganador y un perdedor, simplemente mostró su nulo criterio futbolístico. Y esto último, aunque sea mínimo, es indispensable para quien tiene que imponer la justicia en el juego.

Porque lo que ocurrió a los 83 minutos, con el marcador igualado 1-1, no puede pasar inadvertido. Le cuento: pase en profundidad para el evertoniano Pedro Sánchez, ingresa éste al área para quedar mano a mano con el arquero Gabriel Castellón, pero Osvaldo González lo sujeta claramente de un brazo impidiéndole rematar con libertad, manotazo del meta al córner. ¿Qué cobró Ahumada? Nada, saque de fondo. Lo llamaron del VAR, observó la jugada y… nada. Ni penal, ni córner. Inexplicable. Realmente inexplicable.

Si los viñamarinos merecían la opción para ganar el partido es otra cosa. Porque en una de esas el empate terminaba por ser lo más justo, de acuerdo a los méritos de cada uno: Huachipato muy superior en los primeros 35 minutos de partido y Everton muy superior en todo el segundo tiempo. Pero está claro que no siempre el que hace más méritos termina llevándose el premio. Porque, al fin y al cabo, esto es fútbol. Y el fútbol suele ser impredecible.
En el rato que los acereros jugaron mejor consiguieron la ventaja. Minuto 9, córner de Javier Altamirano y cabezazo de Maxi Rodríguez para el 1-0, inmediatamente después de dos salvadas casi milagrosas de Fernando De Paul.
Hasta ahí, todo bien, acorde al trámite. Pero en la segunda etapa los cambios de Francisco Meneghini le hicieron bien a Everton y los de Mario Salas le hicieron mal a Huachipato. Dominio casi absoluto de los visitantes en la parte final de la brega, con la igualdad de Pedro Sánchez a los 72’.
Después, lo que ya les contamos. El penal no sancionado, el córner, por último, tampoco, y una vez más el árbitro, que se supone debe ser neutral, selló el destino del compromiso.
Si, y creemos que será así, Gustavo Ahumada ve el video del encuentro para analizar su cometido, puede que la vergüenza no lo deje dormir. O, lo más probable, le dará lo mismo, porque, total, seguirá creyendo que lo hizo bien. Y ahí ya no hay nada que hacer, porque el criterio futbolístico no lo encuentra en ningún supermercado.
Con este resultado, Huachipato llegó a 29 puntos y sus próximos compromisos serán con Universidad Católica de visita el miércoles 14 y con Deportes Antofagasta de local el sábado 1 de octubre; mientras que Everton con sus 33 unidades, ya está pensando en sus rivales venideros, Ñublense, en Viña del Mar el miércoles 14 y Palestino, en La Cisterna, el sábado 1.

PORMENORES

Campeonato nacional, fecha 24.

Estadio: CAP, Talcahuano.
Público: 1.184.

Árbitro: Gustavo Ahumada.

Huachipato (1): G. Castellón; B. Roco, O. González, R. Malanca; J. Gutiérrez, C. Sepúlveda, G. Montes, N. Baeza; J. Altamirano; M. Rodríguez, C. Martínez. DT: Mario Salas. Cambios: 60’, M. Cañete por Martínez; 72’, W. Mazzantti por Altamirano; 80’, A. Castillo por Baeza y C. Lobos por Sepúlveda.
Everton (1): F. De Paul; R. Echeverría, J. Barroso, F. Campos; A. Sánchez, B. Berríos, A. Madrid, J. Salas; B. Carvallo; S. Sosa, M. Campos. DT: Francisco Meneghini. Cambios: 46’, I. Sosa por M. Campos; 61’, A. Ibacache por Salas y P. Sánchez por S. Sosa; 77’, C. Medina por A. Sánchez; 87’, C. Valenzuela por Madrid.
Goles: 9’, Maxi Rodríguez (H); 72’, Pedro Sánchez (E).

Tarjetas amarillas
: Gutiérrez, Mazzantti (H).