Inauguran el primer radar de control aéreo del mundo alimentado sólo por energía solar

Desarrollado por la empresa francesa Thales, para la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), esta estación, que ya se encuentra en funcionamiento, está ubicada en el cerro Barros Arana, de Calama, en pleno desierto de Atacama.

Por EL ÁGORA / Foto: INSTAGRAM

Con la presencia del subsecretario para las Fuerzas Armadas, Galo Eidelstein Silber, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), institución pública encargada de normar y fiscalizar la actividad aérea, se inauguró la primera estación radar de control aéreo del mundo alimentada exclusivamente por energía solar.

La estación de control de tráfico aéreo, que ya está operativa, está conformada por un avanzado y eficiente radar de vigilancia primario STAR NG y un radar de vigilancia secundario RSM Modo S. Combinados, aseguran la vigilancia operativa para el control del tráfico aéreo civil.

Esta innovación tecnológica sitúa a Chile a la vanguardia de las iniciativas sostenibles dentro de la industria de la aviación civil y permite aumentar significativamente la seguridad y la eficiencia de las operaciones aéreas en el norte de Chile.

Alimentada por energía solar, la estación de tráfico aéreo cuenta con 340 paneles solares para aprovechar al máximo los altos niveles de radiación solar de la Región de Atacama y tiene una capacidad máxima de generación de energía de aproximadamente 960 kWh al día, cubriendo una superficie de 10.000 m2, permitiendo un impacto ambiental positivo.

Además de los paneles solares, el sistema incluye el uso eficiente de la energía y una avanzada tecnología de baterías y generadores de reserva para asegurar el funcionamiento general de la estación y salvaguardarse ante posibles cortes de energía o disponibilidad limitada de las fuentes regulares.

“La inauguración oficial de esta estación radar 100% alimentada por energía solar es un hito tecnológico para la industria del control de tráfico aéreo no sólo de Chile sino que del mundo”, indicó Wellington Rodrigues, director general de Thales Cono Sur (Chile, Argentina, Paraguay y Uruguay).

“Esta inauguración demuestra una vez más el compromiso de Thales con la responsabilidad medioambiental, en línea con los requisitos de su cliente, la DGAC, y los objetivos globales de sostenibilidad. Es un ejemplo de cómo las tecnologías avanzadas de Thales están ayudando a que el mundo sea más seguro, más verde y más inclusivo”, finalizó.