Indian Wells: fin del sueño

Las derrotas de Cristian Garin ante el español Alejandro Davidovich Fokina (28º) y de Alejandro Tabilo frente al estadounidense Frances Tiafoe (16º), en nada opacan la sobresaliente actuación de estos dos chilenos en el desierto californiano, que acoge al primer Masters 1000 de la temporada.

Por SERGIO RIED / Foto: ARCHIVO PHOTOSPORT

Hacía 16 años que no había dos tenistas chilenos en octavos de final de un Masters 1000. Algo que consiguieron Fernando González y Nicolás Massu en el Abierto de Italia en 2007. En esta ocasión los autores de la hazaña lo consiguieron viniendo de las qualies, lo que significa ganar dos partidos más para alcanzar la cuarta ronda en el cuadro principal.

El primero en irse a casa, no sin antes haber dado un salto gigante en el ranking, fue Cristian Garin (97º) que sucumbió 6-3 y 6-4 ante la regularidad del español de ascendencia rusa Alejandro Davidovich Fokina, en un partido que bien pudo haber terminado con un score más ajustado y, por qué no, con una victoria del ariqueño.

Porque en el segundo set estuvo 4-2 arriba y perdió 4 games al hilo. Como antes de que apareciera este nuevo Garin. En todo caso, misión más que cumplida.

TAMBIÉN TABILO

Cuando comenzó el partido entre el nacido en Toronto (187º), y el estadounidenses de raíces en Sierra Leona, creímos estar viendo al número uno del mundo, por la manera como el primero de ellos apabullaba con saques, derechas y voleas al dueño de casa. Así hasta ponerse 3-0 y punto para 4-0. Ahí Frances Tiafoe volvió a su nivel y Alejandro Tabilo al suyo y se llegó a un 6-4 en favor del local.

La segunda manga si bien fue muy disputada y con el chileno jugando a un altísimo nivel, también se inclinó para el lado de Tiafoe que, merced a su saque y sus poderosos golpes desde el fondo, fueron minando la capacidad del chileno hasta llegar a un segundo 6-4, aunque Tabilo estuvo a punto de igualar el marcador a 5 juegos. Pero esto no ocurrió y la victoria se cerró 6-4 y 6-4, a favor del 16 del mundo.

Gran actuación de esta pequeña Armada Chilena que, sumando a Nicolás Jarry, conforman un trío de nivel mundial.