Irán deja en libertad a famosa actriz que apoyó las protestas

Taraneh Alidoosti, considerada la mejor actriz iraní de las últimas décadas y protagonista de “El viajante”, que ganó en 2016 el Oscar a la Mejor Película Extranjera, estuvo tres semanas en prisión.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

Las autoridades de Irán decretaron la libertad de la actriz Taraneh Alidoosti, de 38 años, después de casi tres semanas en prisión, por expresar su apoyo a las protestas antigubernamentales.

La actriz es la protagonista, entre otras producciones, de “El viajante”, de Asghar Farhadi, que en 2016 ganó el Oscar a la Mejor Película Extranjera.

Según se informó, Taraneh Alidoosti fue liberada bajo fianza. Poco antes, en una publicación en Instagram, su madre, Nadere Hakimelahi, había comentado que sería liberada.

De acuerdo a una información de la agencia de noticias estadounidense AP, Alidoosti fue una de varias celebridades iraníes que expresaron su apoyo a las protestas en todo el país y criticaron la violenta represión de las autoridades contra la disidencia. La actriz publicó al menos tres mensajes en apoyo de las protestas en Instagram antes de que su cuenta fuera desactivada.

En uno de los mensajes manifestó su solidaridad con el primer hombre ejecutado por cargos relacionados con las protestas, que se desencadenaron en septiembre tras la muerte de una mujer bajo custodia policial y se han convertido en llamados generalizados para el derrocamiento del gobierno.

Las movilizaciones han sido uno de los mayores desafíos para la República Islámica desde que se estableció después de la revolución de 1979, y han provocado una fuerte represión por parte de las fuerzas de seguridad, que han utilizado munición real, perdigones y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, según grupos de derechos humanos.

Los activistas dicen que cerca de una decena de personas han sido sentenciadas a muerte en audiencias a puertas cerradas por cargos relacionados con las protestas.

Al menos 516 manifestantes han muerto y más de 19.000 personas han sido arrestadas, según Human Rights Activists in Iran.

Las protestas comenzaron a mediados de septiembre, cuando Mahsa Amini, de 22 años, murió después de ser arrestada por la policía moral por presuntamente violar el estricto código de vestimenta. Las mujeres han desempeñado un papel destacado en las protestas, y muchas se han quitado públicamente el velo islámico o hiyab.