Jair Bolsonaro declara por falso carnet de vacuna contra covid-19

El ex presidente de Brasil es acusado de falsificar su certificado, el de su hija y de varios colaboradores para burlar controles sanitarios.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

El ex presidente de Brasil Jair Bolsonaro declaró durante varias horas ante la Policía Federal brasileña, como parte de una investigación sobre la supuesta falsificación de certificados de vacunación contra covid-19 de su hija de 12 años, de varios de sus colaboradores y el suyo, con la intención de burlar controles sanitarios en su país y en Estados Unidos.

Bolsonaro, cuya casa fue allanada a principios de mayo por el mismo caso, llegó a la sede policial de Brasilia alrededor de las 13:40 locales en un coche con ventanas oscuras y se retiró de la misma forma unas cuatro después, y sin hablar con la prensa.

Ante los agentes, Bolsonaro negó su participación en la falsificación, según reseñaron medios locales.

Las autoridades investigan una presunta “asociación criminal” sospechosa de “insertar datos falsos de vacunación contra covid en beneficio del entonces presidente de la república, de su hija y de asesores cercanos”, de acuerdo con documentos oficiales.

El objetivo era “burlar las restricciones sanitarias impuestas por Brasil y por Estados Unidos”, donde Bolsonaro viajó con una comitiva de familiares y asesores dos días antes de terminar su mandato, y donde permaneció durante unos tres meses.

Según las investigaciones, Bolsonaro, quien sembró dudas sobres el poder de las vacunas durante la pandemia (que dejó más de 700 mil muertos en Brasil), fue ingresado en los registros del sistema de inmunización como si hubiera tomado dos dosis, en agosto y octubre pasados de 2022.

Tras el allanamiento de su hogar, Bolsonaro, de 68 años, negó las sospechas y acusó a las autoridades de intentar “fabricar un caso” en su contra. Pese a ello, reiteró que no se vacunó: “No me vacuné. Punto. Eso nunca lo negué”, dijo a periodistas.

Mauro Cid, ex edecán de Bolsonaro y considerado su mano derecha durante la presidencia, fue detenido por el caso, como sospechoso de “iniciar” la práctica de ilícitos, que también habría contado con la colaboración de subordinados, de un médico, un abogado y de otros militares.

Hasta el 11 de mayo, Estados Unidos exigía a los viajeros aéreos internacionales que presentaran prueba de vacunación contra el coronavirus, pero este requisito no se aplicaba a funcionarios de gobiernos extranjeros.

“En mis viajes a Estados Unidos nunca me fue exigido el certificado de vacunación”, explicó Bolsonaro.