Japón elimina prohibición del uso de tatuajes en sus fuerzas armadas

La medida se debe a la escasez de solicitudes y a la caída de la natalidad en los últimos años.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

El Ejército y las demás ramas castrenses de Japón eliminarán el veto a los candidatos con tatuajes que pretendan ingresar en la carrera militar, ante la escasez de solicitudes y a la caída de la natalidad que afecta al país.

La noticia surgió después de que un senador cuestionara la política de rechazar a cualquier persona que tenga tatuajes, una práctica habitualmente vinculada a la yakuza o mafia japonesa.

“Rechazar las solicitudes solo porque llevan tatuajes es un problema para mejorar la base de recursos humanos”, indicó el senador Sato Masahisa, según recoge el diario The Japan Times.

El planteamiento fue refrendado por un antiguo alto mando militar. “Hay tatuajes de distintos tipos, hechos por moda, como una flor, o tu propio nombre”, dijo en declaraciones al mismo periódico nipón.

Los tatuajes en Japón surgieron como un castigo para los criminales, pero a fines del siglo XVII estas personas empezaron a tapar sus marcas con figuras artísticas. Hacia el siglo XIX se ordenó la total prohibición de los tatuajes, por lo que quienes buscaban violar la ley se realizaban grabados irezumi, que mostraban colores brillantes e imágenes de mitos y monstruos. Estos cubrían toda la espalda y completarlos podía tardar años.

La mafia Yakuza, conocida por su participación en llevar a cabo actividades delictivas en el ámbito de la corrupción política, bancaria, tráfico de drogas, armas o la industria sexual, adoptó esa técnica, por lo que todavía en Japón los tatuajes no son aceptados en piscinas, saunas, gimnasios, bares y hasta ciertas tiendas.

Además, el director de la Oficina de Personal y Formación del Ministerio de Defensa, Kazuhito Machida, defendió la revisión de la norma debido a la baja tasa de natalidad, situada por debajo de los 800 mil nacimientos en 2022, que está por debajo de la tasa de reposición poblacional.