Japón se pone en guardia ante agresividad de Corea del Norte

El Ministerio de Defensa ordenó que las fuerzas armadas desplieguen destructores con interceptores de misiles.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: TWITTER

Japón pidió este sábado a sus fuerzas militares que desplieguen unidades antimisiles para derribar un posible misil balístico de Corea del Norte después de que Pyongyang autorizara esta semana lanzar su primer satélite de espionaje militar.

La puesta en órbita del satélite requiere usar un proyectil de largo alcance. Pero Corea del Norte tiene prohibido lanzarlos, pues Naciones Unidas considera tales ejercicios como pruebas de tecnología de misiles balísticos.

El ministro de Defensa japonés, Yasukazu Hamada, dijo a las Fuerzas de Autodefensa (SDF) que existe “la posibilidad de ordenar medidas destructivas contra misiles balísticos y otros”, por lo que les ordenó aumentar su preparación ante la posibilidad de que caiga un cohete norcoreano en su territorio.

Las SDF trabajarán para desplegar misiles interceptores Patriot Advanced Capability-3 con base en tierra y buques de guerra destructores equipados con Aegis que transporten proyectiles interceptores Standard Missile-3 con base en el mar, según informaron fuentes gubernamentales y recogidas por la agencia nipona Kyodo News.

Hamada instó a las tropas a “implementar las medidas necesarias para limitar el daño en caso de caída de un misil balístico”.

Esta semana, los ministros de Relaciones Exteriores del G7, el grupo de las siete economías más avanzadas (Japón, Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Italia y Reino Unido), pidieron a Corea del Norte “abstenerse” de realizar nuevos lanzamientos de misiles o test nucleares.