Jimmy Carter es enviado a morir en su casa

El ex presidente estadounidense se rindió ante el cáncer y ahora sólo recibirá tratamiento paliativo para el dolor.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: TWITTER

Jimmy Carter, el 39º presidente de Estados Unidos, de 98 años, decidió “pasar el tiempo que le queda en casa con su familia y recibir cuidados paliativos en lugar de una intervención médica adicional”.

Así lo resumió en un comunicado el Centro Carter, que agrega que “cuenta con el pleno apoyo de su familia y su equipo médico. La familia Carter pide intimidad durante este tiempo y agradece la preocupación mostrada por sus numerosos admiradores”.

Carter, que cumplió 98 años en octubre, fue presidente entre 1977 y 1981, y es el ex gobernante más longevo vivo. También, junto a su esposa, Rosalynn, forman la pareja casada más larga en la historia presidencial (con 75 años).

El Centro no especificó en qué condiciones se encuentra Carter, quien empezó a tratarse un cáncer cerebral en 2015, y en 2019 se sometió a una intervención quirúrgica para liberar la presión por hemorragias cerebrales que había sufrido tras diversas caídas.

También tuvo una fractura de cadera y otras hospitalizaciones recientes por una fractura de pelvis y una infección urinaria.

Carter ganó las elecciones presidenciales de 1976 sobre Gerald Ford y ejerció la presidencia de enero de 1977 a enero de 1981. El último ex presidente de Estados Unidos fallecido es George Bush padre, nacido el mismo año que Carter y que murió en noviembre de 2018. Los otros ex presidentes vivos son Bill Clinton, George W. Bush, Barack Obama y Donald Trump, todos ellos más jóvenes que el actual inquilino de la Casa Blanca, Joe Biden, que tiene 80 años.

El más joven es Obama, con 61 años, mientras que Clinton, Bush y Trump son los tres de la quinta de 1946 y tienen 76.

Aunque Carter dejó el Despacho Oval con un bajo índice de aprobación, ha pasado las últimas décadas de su vida comprometido con el servicio público, incluida su labor con el Centro Carter, organización sin ánimo de lucro, y con la fundación Hábitat para la Humanidad.

En los últimos años, Carter se ha pronunciado ocasionalmente sobre asuntos políticos. Pidió al ahora gobernador de Georgia, Brian Kemp, que renunciara a su cargo como secretario de Estado mientras Kemp se postulaba para gobernador en 2018. En 2019, dijo que veía a Donald Trump como un presidente ilegítimo y también habló en apoyo de Joe Biden en un video en la Convención Nacional Demócrata de 2020.