Jon Fosse es el nuevo Premio Nobel de Literatura

El autor noruego acaba de recibir el premio más codiciado y menos literario de todos, también el de mayor relevancia mundial.

Por SEBASTIÁN GÓMEZ MATUS / Foto: ARCHIVO

La Academia Sueca eligió al escritor noruego Jon Fosse (1959) como ganador del Premio Nobel de Literatura 2023. Con una obra extensa que abarca casi todos los géneros literarios, destaca por sus novelas y dramaturgia. A día de hoy, su obra es prácticamente desconocida en castellano, con apenas dos novelas traducidas, tan recientemente, que justo hoy llegó a librerías españolas, “Mañana y tarde”, uno de sus últimos libros, editado por Nórdica/De Conatus.

Comenzó a publicar el año 1983 con “Raudt, svart” (Rojo, negro), cuyo título tiene que ser una cita al incomparable “Rojo y negro” de Stendhal. De allí en más, el escritor noruego desencadenó una profusa obra de más de 40 libros, incluyendo casi una decena de poesía (dikt, en noruego).

La Academia Sueca decidió premiar su obra “por su prosa innovadora y por dar voz a lo que no se puede decir”, sea lo que sea que esto último signifique, comparándole con Ibsen y según Le Monde es “el Beckett del siglo veintiuno”.

A pesar de que su obra es casi desconocida en nuestra lengua, en inglés ha publicado con editoriales de renombe, como Fitzcarraldo Editions, del Reino Unido, donde comparte catálogo con Alejandro Zambra y Annie Ernaux, entre otros. Para tener una obra tan vasta, es poco lo que se puede leer de él incluso en inglés o en francés, lenguas que de alguna manera llevan la delantera en el mercado editorial.

Como dato curioso, la cuenta de red social X de los premios Nobel (@NobelPrize) preguntaba ayer a mediodía si habían leído al noruego: más del 90% de los que respondieron dijeron no haber leído nada del escritor galardonado.

Es probable que el premio también reconozca una literatura noruega contemporánea junto a Jo Nesbø o Karl Ove Knaussgård.

Además, entre otros premios, recibió el 2007 el prestigioso Ordre National du Mérite de Francia. Se dice que, como buen dramaturgo, es un gran lector de Federico García Lorca. Dentro de lo poco que se sabe de Jon Fosse, está su novela de varios tomos titulada “Septología”, también editada por De Conatus, compuesta de siete partes.

La principal traductora al castellano del escritor noruego, Cristina Gómez-Baggethun, señala lo siguiente: “Creo que leer a Jon Fosse es bueno para la gente. Traducir a Fosse es difícil, pero muy divertido, su estilo es muy similar en todos los géneros que cultiva, en realidad es como si todo fuera poesía”.

Es remarcable el hecho de que estilísticamente utiliza comas y no puntos, así como tampoco mayúsculas, por una función rítmica o musical, como él mismo confesara: “Puede que lleve a la página mi bagaje de mal músico”.

En fin, el nuevo Nobel es un misterio en nuestra lengua, pero debemos confiar en el criterio de los jueces de la literatura universal. Tal vez sea necesario decir que Raúl Zurita no ganó el premio y, en el fondo, esa es la noticia para el público nacional. Tendrá que seguir esperando o escribir algunas novelas-río, a ver si termina por ganarlo. Lo que sí es seguro es que deberá esperar al menos dos años: la nueva política de paridad es inflexible al respecto, por lo que el próximo año le toca sí o sí a una mujer. Hagan sus apuestas.