Juego de tronos: 7 nombres para el «reino» de Quilín

Diferentes tendencias, corrientes e intereses se perfilan detrás de las distintas candidaturas para las elecciones del 30 de julio en la ANFP, desde un ex presidente como Mayne-Nicholls hasta un intendente, Pablo Milad, que dejaría el Gobierno por dirigir el fútbol.

En cualquier eleccion corporativa de nuestro país sería insólito registrar 7 opciones de candidatura para un cargo de presidente, pero en el convulsionado fútbol chileno actual simplemente es el reflejo de las tendencias y corrientes que hace pocos días determinaron la salida del titular Sebastián Moreno, en medio de una crisis generada con la actividad detenida y en medio de la pandemia del coronavirus.

El 23 de junio es el último día de plazo para inscribir las listas y nombres de candidatos que podrán participar de los comicios donde los 33 clubes de Primera y Primera B elegirán a la nueva mesa de la ANFP el 30 de julio.

Mientras se agitan ciertos liderazgos naturales y los bloques se decantan, las especulaciones dan margen auna variedad impensables de nombres que se ilusionan con dar el salto al sillón de Quilín.

Los analistas de la interna en la ANFP perciben el cruce de tres corrientes aglutinadas por ciertas posturas comunes. Y se habla del grupo de la “rebelión”, que impulsó la candidatura de Sebastián Moreno y que luego se volvió en su contra acusando falta de liderazgo y desapego a las normas. También asoma el sector de la “gobernabilidad”, conducido por los clubes más importantes –Colo Colo y las universidades-, dispuestos a conducir el nuevo proceso sin traumas o desajustes riesgosos para la industria futbolera. Y también se perfila, con menor fuerza aparente, la tendencia encabezada por representantes de Primera B -Rangers y Coquimbo, por ejemplo-, que aglutinaría a varios clubes para desnivelar la lucha de los otros bandos.

Más allá de los planteamientos de fondo, entre candidaturas definidas y eventuales alianzas, son 7 los posibles nombres que -en el universo libre de las especulaciones- estos dos meses tendrán figuración mediática en la medida que vayan tomando fuerza colectiva o diluyendo su carrera hacia el poder. Y allí se encuentran Lorenzo Antillo (ex presidente de Audax Italiano); Juan Tagle (titular de Universidad Católica); Harold Mayne-Nicholls, ex conductor de la ANFP; Jorge Contador (timonel de Coquimbo Unido); Jorge Uauy (titular de Palestino); Ricardo Pini, quien ha sido dirigente de Rangers, La Calera y otros clubes de Ascenso, y un caso especial: el intendente de la Región del Maule, Pablo Milad. La autoridad de Gobierno debiera presentar en estos días su renuncia a La Moneda si finalmente se presenta como líder de un grupo con posibilidades.

 «No he escuchado nada de eventuales candidatos, pero de Harold no hay nada que decir, es un gran nombre; Juan Tagle ni hablar, ha demostrado su gran capacidad en Católica. Son muy buenos nombres», afirmó Jorge Aguilar, el último director integrado a la ANFP. Adelanta que debe ser «un hombre de consenso, alguien que pueda aglutinar a las distintas posiciones que hay. El objetivo principal es el fútbol, hay que dejar de lado los intereses particulares de cada club. Si tenemos esa generosidad, va a llegar un buen nombre para hacer lo que mejor le conviene a los clubes».

Jorge Contador reconoce estar “muy motivado en el proyecto, y mi norte hoy es sólo Coquimbo, pero uno nunca puede negarse a ciertos llamados”, y está convencido de que el elegido “debe tener liderazgo y manejar muy bien la parte política, de tal manera de tener un Consejo controlado, además de establecer relaciones con el Estado y el Gobierno, las municipalidades y todos los organismos que administran el país”.

En tanto, Lorenzo Antillo, ya confirmó su postulación. “Soy una persona que no necesita el poder ni vivir del fútbol. Eso hace aún más desinteresada mi intención de poder aportar», e incluso garantizó que ya tiene 25 votos seguros: “Los grandes lineamientos van en el sentido de fortalecer la industria, construyendo un gobierno corporativo profesional y un plan estratégico que incluye diversos aspectos”, expresó.

El intendente y ex presidente de Curicó Unido, Pablo Milad, analiza el dilema: “En estos momentos soy intendente y estoy concentrado en la emergencia que vivimos. Pero tengo amistad y contacto con varios dirigentes, por lo que uno hizo en el fútbol y qué bueno que se acuerden de mí. Esto es dinámico. Y estoy llano para recibir y aceptar los desafíos que depare la vida”, sostuvo. Al fin, la carrera ya tiene siete carriles marcados para acceder al «reino» de Quilín…