Jueza rechazó sobreseer a Valeria Lazcano, del municipio de Las Condes, en una causa penal

La fiscal, actuando en representación del Ministerio Público, había solicitado liberar de cualquier cargo a la jefa del Departamento de la Mujer del municipio de la zona oriente capitalina. Sin embargo, la contundente intervención del abogado querellante, Pablo Larredonda, echó por tierra tal pretensión.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

Un rotundo chasco se llevó Valeria Lazcano, jefa del Departamento de la Mujer de la Municipalidad de Las Condes, durante la audiencia llevada a cabo este miércoles 3 de mayo, luego que la jueza rechazara el sobreseimiento definitivo de la causa penal en la que se vio involucrada, después de agredir sicológica y físicamente a su ex suegra, que reclamaba visitas con su nieta, de 6 años, única hija del roto matrimonio.

La fiscal que actuó en la audiencia no era la titular en este caso. La titular es Carolina Fuentes, quien no estuvo presente por razones que no se especificaron. Por instrucciones del Ministerio Público, la fiscal suplente pidió cerrar el caso, con un sobreseimiento definitivo de Valeria Lazcano. Sin embargo, Pablo Larredonda, abogado de la parte querellante, es decir, la abuela, en su alegato dejó en claro que no sólo hay todavía diligencias pendientes, sino que a Valeria Lazcano se le imputan delitos, y no una simple falta.

La fiscal suplente, que al parecer por instrucciones de la titular había negado en un principio que quedaran diligencias pendientes, tuvo sin embargo la acuciosidad y la inquietud de examinar antecedentes que el abogado querellante había entregado, llegando a la conclusión de que éste tenía la razón. Así se lo aclaró a la jueza.

De cualquier modo, el abogado Larredonda aprovechó la instancia para evidenciar la escasa o nula rigurosidad del Ministerio Público para manejar este caso, señalando:

“Yo lo atribuyo a una falta de coordinación, porque no puede ser que diligencias que nosotros hemos pedido, y que han tenido acogida, no se hayan llevado a cabo como corresponde y no consten en el expediente. Es como si para el Ministerio Público este caso, de agresión de Lazcano a mi representada, debidamente documentada, una mujer de la tercera edad y además con cáncer, fuera una bagatela. Me preguntó si tendría que haber ocurrido un femicidio para que este organismo se tomara esto con la seriedad que el hecho amerita”.

La presentación del abogado Larredonda fue tan contundente y fundada, que hasta la abogada defensora de Lazcano no pudo perseverar en la petición del sobreseimiento. Sólo se limitó a reconocer que, existiendo diligencias pendientes, éstas tenían que realizarse. De todos modos, pidió una fecha para una próxima audiencia, sólo que en este aspecto tampoco tuvo éxito, porque la respuesta de la jueza que dirigió la audiencia fue tan clara como categórica.

“Yo no voy a fijar fecha para una audiencia próxima mientras esas diligencias se encuentren pendientes, como la fiscal acaba de reconocerlo”.