Justicia peruana prohíbe a Keiko Fujimori salir del país

La medida adoptada por el juez Víctor Zúñiga también involucra a otros investigados por el caso Cócteles.

Por Andrés Alburquerque / Foto: ARCHIVO

El Poder Judicial de Perú ordenó el impedimento de salida del país por 36 meses de la líder de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, de su ex esposo, Mark Vito Villanella, y de otros investigados por presunto lavado de activos en el marco del llamado caso Cócteles.

El embrollo, que comenzó a investigarse en 2016, se conoce de esa forma por los cócteles que su partido organizó para financiar la campaña presidencial de la hija del ex presidente Alberto Fujimori.

El juez Víctor Zúñiga, titular del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Nacional, dictó la medida. Además, dispuso una serie de reglas de conducta a Fujimori, Pier Figari, Adriadna Tarazona y a Jorge Yoshiyama Sasaki, sobrino del ex ministro Jaime Yoshiyama.

Las disposiciones son la obligación de no variar su actual domicilio sin previa autorización; comparecer cada 30 días al registro de control biométrico para registrar su huella e informar al juzgado de sus actividades; presentarse a las citaciones de la Fiscalía y al juzgado cada vez que sean citados para alguna diligencia; y la prohibición de comunicarse con coimputados, testigos o peritos del proceso.

Asimismo, el Poder Judicial impuso una caución económica a Vicente Silva Checa, Ana Herz, José Chlimper y Mark Vito Villanella de 20 mil, 15 mil, 40 mil y 10 mil soles, respectivamente.

El pedido fue realizado por el equipo especial Lava Jato del Ministerio Público, para asegurar que continúe en el país de cara al próximo inicio del juicio, la última etapa del proceso en el que se ha pedido 30 años de prisión para Keiko Fujimori Higuchi.

La Fiscalía también solicitó 16 reglas de conducta que el juzgado consideró infundados, por lo que apelaron a la decisión del juez. En la misma línea, los abogados presentarán un recurso en contra de la medida.

La tesis del Ministerio Público es que el partido Fuerza Popular incluyó fondos provenientes de la empresa brasileña Odebrecht para solventar la campaña presidencial de Keiko Fujimori en 2016.