Kevin Spacey, inocente de agresiones sexuales

El actor fue juzgado en Inglaterra luego de que cuatro jóvenes lo acusaran de agredirlos sexualmente entre los años 2001 y 2013.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: TWITTER

El actor estadounidense Kevin Spacey, ganador de dos premios Oscar, fue declarado inocente en un mediático proceso en Londres luego de que cuatro hombres lo acusaran de haberlos agredido sexualmente en el Reino Unido entre 2001 y 2013.

Tras casi un mes de juicio, los miembros del jurado declararon al artista inocente de los nueve cargos que se le imputaban. Cuando se pronunció el veredicto, el actor se enjugó unas lágrimas, miró al jurado, colocó la mano sobre la solapa de su traje sastre azul y dijo “gracias”. El veredicto llegó el día de su 64° cumpleaños.

Antes de entregar el fallo, el juez Mark Wall le dijo al panel de nueve hombres y tres mujeres que podían llegar a un veredicto si al menos 10 de los 12 miembros estaban de acuerdo. Deliberaron casi 12,5 horas durante tres días antes de declararlo inocente de todos los cargos.

“Me imagino que muchos de ustedes pueden entender que tengo mucho que procesar después de lo que acaba de suceder”, dijo Spacey a la salida del Tribunal de la Corona en Southwark después de agradecer a algunos miembros del jurado que lo recibieron en el vestíbulo. “Estoy enormemente agradecido con el jurado por haberse tomado el tiempo de examinar toda la evidencia y todos los hechos cuidadosamente antes de llegar a su decisión”, apuntó.

Durante el proceso, que se inició en junio, Spacey admitió que buscaba sexo durante períodos de soledad, pero que ser promiscuo no lo convertía en una mala persona. Y luego afirmó que todas las relaciones habían sido consentidas y que otros hechos eran pura invención de los denunciantes.

Bancarrota

Relató también cómo no ha conseguido trabajo por seis años desde que surgieron las acusaciones de abuso sexual, en medio del movimiento #MeToo en Estados Unidos en 2017: “Mi mundo se vino abajo. La opinión pública se hizo una idea apresurada, y antes de que surgiera la primera pregunta perdí mi empleo, mi reputación, lo perdí todo en cuestión de días”.

La victoria en Inglaterra es la segunda del ganador del Oscar por sus papeles en “Los sospechosos de siempre” (1995) y “Belleza americana” (1999), luego de que superara una demanda de 40 millones de dólares el otoño pasado en Nueva York, presentada por el actor Anthony Rapp.

Y en Massachusetts, la fiscalía retiró los cargos cuando una presunta víctima que acusaba a Spacey repentinamente se negó a testificar.

En Los Ángeles, en tanto, los fiscales se negaron a presentar cargos después de la muerte de un masajista que dijo que Spacey lo obligó a que le tocara los genitales durante un masaje en la casa del actor en Malibú, en 2016.

Durante el juicio, Spacey reiteró que está en bancarrota, y que estar sin trabajo lo dejó con facturas que todavía está pagando.

Sus problemas financieros se iniciaron en agosto de 2022, luego de que un mediador en Los Ángeles ordenara a Spacey pagar 31 millones de dólares a la productora MCR, creadora de la serie “House of Cards”, de Netflix, como indemnización por ruptura de contrato y por los perjuicios que causó con su comportamiento, al acosar sexualmente a miembros del equipo durante el rodaje de la serie televisiva.