La Calera nuevamente complicó a la UC

Jugando un muy mal partido y casi sin generar acciones de peligro, la Universidad Católica volvió a caer en el Nicolás Chahuán, esta vez por el Torneo Nacional. Gracias al solitario tanto de Monreal, el cuadro “cementero” se transformó en el único equipo chileno en derrotar en la temporada dos veces al inminente campeón.

Luego de evidenciar una importante alza futbolística en los últimos partidos, la Universidad Católica otra vez retrocedió, porque no sólo dejó escapar la posibilidad de depender de sí para dar la vuelta olímpica en la próxima fecha, sino que exhibió una actuación muy pobre, lejos de su condición de superlíder.

En el primer tiempo los rivales se preocuparon más de anularse que de generar situaciones, al punto que la única llegada de esa etapa se produjo en los descuentos, cuando una pelota se paseó por el área chica de Católica.

La Calera intentó complicar por los costados, entendiendo que la retaguardia del rival podía dar ventajas por las bandas. Los locales no pudieron contar con Larrondo, el futbolista más importante que tienen en ofensiva, pero su reemplazante, Josepablo Moreal, aprovechó la única llegada que tuvo para desnivelar la cuenta, luego de una vacilación de Dituro que dejó vivo un balón en el área (48`).

Monreal, que se formó en la UC, tuvo un duelo aparte con Kuscevic. Por momentos los futbolistas se desentendieron del juego para fastidiar al contrario, pero finalmente el delantero se quedó con esa batalla física y sicológica, seguramente envalentonado por su conquista que metió a La Calera  nuevamente en la lucha por un cupo por la Libertadores.

Pero más allá del autor del gol, el cuadro local tuvo un jugador desequilibrante: Juan Leiva. El volante formado en la U está alcanzando su madurez futbolística porque en cada partido hace notar su presencia. Esta vez fue importante en la conquista calerana, ya que  sirvió el centro que confundió a Dituro y además cortó muchas veces los circuitos de la UC, mostrando un recorrido poco habitual en nuestro medio.

Por el lado de Católica Quinteros apostó por la rotación, dándoles minutos a jugadores que han actuado poco como Saavedra o Munder. Pero como el equipo no generó peligro ordenó el ingreso de Puch, cuando el marcador aún estaba en blanco, sin embargo el iquiqueño –al igual que sus compañeros- no estuvo con las luces encendidas.

Con la desventaja el ex seleccionador de Bolivia y Ecuador intentó revertir el marcador con el ingreso primero de Sáez y luego de Buonanotte, pero para Católica fue inútil el esfuerzo, porque si bien tuvo el balón en el segundo tiempo –básicamente porque La Calera retrocedió y se lo entregó- no tuvo claridad en ofensiva.

La UC generó apenas dos ocasiones en el partido: un tiro libre de Lobos desviado por Batalla, y un remate de Valencia que se fue sobre el travesaño en la última jugada. Por otro lado si bien La Calera tampoco hizo mucho ofensivamente hablando, supo administrar la ventaja y ganarle por segunda vez en el año a Católica, luego de vencerla en el partido de ida de la Copa Chile.

La UC ahora se enfoca en Colo Colo, su próximo rival, en un partido en el que podría dar la vuelta olímpica. Para eso Católica debe ganar y esperar que Palestino no supere a la Unión, encuentro que se disputará el sábado en La Cisterna.

Pormenores

Estadio: Nicolás Chahuán

Público: 3.266  espectadores controlados

Árbitro: Cristián Garay

U. La Calera 1: A. Batalla; C. Vilches, P. Alvarado, M. Navarrete; Y. Andía, M. Laba, J. Leiva, E. Figueroa (70’, C. Meneses); T. Rodríguez (74’, Y. Leiva), N. Stefanelli (80’, D. Rojas); J. Monreal. DT: W. Coyette.

U. Católica 0: M. Dituro; S. Magnasco (72’, D. Buonanotte), G. Lanaro, B. Kuscevic; I. Saavedra (58’, S. Sáez); J.P. Fuenzalida, C. Lobos, L. Aued, C. Munder (46’, E. Puch); D. Valencia. DT: G. Quinteros.

Gol: 1-0: 48’, Monreal (ULC).

Tarjetas amarillas: Monreal, Andía, Figueroa y Laba (ULC); Fuenzalida, Puch y Huerta (UC).