La esposa del “experto” UDI que tiene el récord de horas extras en Las Condes

Se llama Muriel Espinoza y ha llegado a hacer 98 horas extras en un mes, cobrando por ello 23 millones en un año. Su cónyuge es Máximo Pavez, abogado designado por la UDI como experto cocinero de la nueva Constitución.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

¿Se puede, en un municipio cualquiera, trabajar 98 horas extras mensuales y obtener, por este concepto, más de 23 millones de pesos anuales? La lógica indica que no, pero ocurre que, de acuerdo a un reportaje de www.eldesconcierto.cl, sí se puede. Es algo que desde hace tiempo viene logrando, en la Municipalidad de Las Condes, Muriel Espinoza, administradora pública.

Bien por ella, dirán muchos, sólo que Espinoza, es esposa de Máximo Pavez Cantillano, abogado de la UDI y que acaba de ser nominado por ese partido como uno de los “expertos” encargados de dar forma a una nueva Constitución.

En otras palabras, esta nueva Constitución huele mal desde la partida. No sólo porque va a ser cocinada por los mismos de siempre, sino por la catadura de algunos de sus denominados “expertos”.

Pavez Cantillano, considerado uno de los “cerebros” de la UDI, viene apareciendo con distintas intervenciones en el aparato público desde la llegada al poder de Sebastián Piñera 1. Aparte de estar en la Segpres, fue asesor de Mañalich en el Ministerio de Salud y ex jefe legislativo de la Fundación Jaime Guzmán, entre otros cargos.

El ex jefe legislativo del think tank de la UDI, que fue cuestionado en su oportunidad por la entrega de informes tipo “copiar y pegar”, designado por su partido como “experto”, se apresuró a señalar que “debemos trabajar para que en la Constitución haya normas y principios que nos permitan de verdad un Estado moderno en materia de transparencia y buen servicio”.

Sin duda, como para quedar con la boca abierta después de tal declaración de principios. Lo que la gente ignora, sin embargo, es que su esposa forma parte, desde su cargo directivo en la Dirección del Tránsito de Las Condes, de un organismo cuestionado por la Contraloría en un reciente informe acerca del mal uso de horas extraordinarias.

De acuerdo a la investigación realizada, Muriel Espinoza, cónyuge de este “experto” UDI que nos iluminará a todos para tener una Constitución y un país mejor, sólo en abril del año pasado cobró casi 3 millones de pesos por concepto de horas extraordinarias. Es decir, casi siete sueldos mínimos mensuales.

Muriel Espinoza Mellado es desde su juventud militante UDI, ingresó a trabajar en el municipio de Las Condes en 2017, en la Dirección de Operaciones, con un sueldo que superaba levemente los $3,5 millones. En 2019, pasó a la Secretaría Comunal de Planificación, con un sueldo bruto que superó los $4 millones. En la Dirección de Tránsito, donde ahora se desempeña, tiene una remuneración bruta de $5.497.048.

Lo extraño es que, a partir de ese cargo, Muriel Espinoza comenzó a abultar notoriamente sus ingresos, por aquello de horas extras que, de ser efectivas, le habrían impedido hasta dormir. Llegó a percibir, en determinados meses, algo así como $10 millones. En otras palabras, más que lo que gana el Presidente de la República.

Pero en ese municipio no es el único caso de desfachatez. Tiempo atrás, el ingeniero civil y ex candidato a concejal de la UDI, Francisco Reyes Salgado, entonces director de Desarrollo Comunitario del municipio, recibió 33 millones al año por concepto de horas extraordinarias, pero ocurre que fue sorprendido subiendo fotos desde la playa cuando se suponía que se estaba sacrificando en el trabajo, haciendo más horas de las que le correspondían.

Juan José Lyon, director ejecutivo dela Fundación América Transparente, le dijo a www.eldesconcierto.cl, que la Municipalidad de Las Condes es en el sector oriente, por lejos, donde se hacen más horas extras en Chile.

Agregó textual: “Si tomas la planta un mes cualquiera, vas a ver que más del 90% hace horas extras y cerca del 70% hace más que el máximo legal de 40 horas. Eso está absolutamente fuera de norma”.

Lyon concluye con un dato que roza el absurdo, y que es digno de Macondo: “Siendo la comuna más rica de Chile, donde vemos todo el tiempo gastos millonarios en seguridad, no han sido capaces de tener un reloj control digital, como lo ha sugerido la Contraloría”.